13.6.06

26

Eres un crack de los buenos
Tienes mirada, eres tremendo
Tienes un sueño y lo vas consiguiendo
Que sepas, amigo, que de ti aprendo
El canto del loco
Veintiséis ya, brother. Nos hacemos mayores, supongo, incluso puede que nos estemos convirtiendo en adultos (aunque solo un poquito). En realidad, seguimos siendo igual de gamberros, de nocturnos, de insomnes. No andamos muy lejos de aquellos dos adolescentes que compartían habitación e inquietudes, que encontraron juntos el modo de aprender a construirse.
Estos no han sido tiempos fáciles, brother. La suerte nos dio esquinazo hace dos años y la vida se nos hizo presa de una oscuridad que, lentamente, vamos remontando. Hoy se hacen jodidas las ausencias. Se clavan con esa torpeza del dolor necesario, del dolor que ni siquiera el tiempo ha conseguido integrar. Del dolor que has tenido que enseñarme a vencer, aun cuando tú eras quien sufría la peor de las pérdidas, la más injusta, el vacío de Nuria que, en algún extraño lugar, seguro que hoy también nos acompaña. Así quiero creerlo.
Pero ni siquiera eso pudo contigo, brother. Porque siempre fuiste valiente, y temerario, y pasional. "Si de algo no me arrepiento es de haber hecho siempre lo que sentía", me dijiste una vez. Fue, sin pretenderlo, la mejor definición posible de quién eres, porque tu vida está hecha a base de coherencia, de pasión y de lucha. Nada ha sido fácil en tu caso, pero tu talento -vital y personal- ha estado siempre por encima de todo.
De mí, poco habría que contar sin hablar de ti, brother. Siempre has sido el primero en oír mis dudas, en conocer mis miedos, en calmar mis llantos. Siempre has sido el mejor compartiendo mis pequeños éxitos, mis pequeños logros, mis pequeñas alegrías. Siempre has sido lo mejor de mí, con esa forma tuya de saber arroparme mis silencios, acompañarme en mis cambios de ánimo, esperarme en mis idas y venidas.
Ahora, con el corazón dividido, intento aceptar lo que viene, brother. Porque intuyo que viene la distancia, que viene el cambio, que viene el viaje. Intuyo que viene una maleta con la que empezarás una nueva etapa tras el verano y a mí, egoístamente, eso se me hace cuesta arriba y me deja un vacío que me va a costar mucho llenar. Voy a tener que aprender a no echarte de menos, a sentirte cerca a pesar de los kilómetros, a saberte aquí aunque hayas cambiado el adverbio de lugar. Pero sea como sea, apoyaré tu decisión y trataré de ser un buen respaldo para tu vuelo, para tu nuevo inicio. Porque tu felicidad, esa que tanto mereces, es lo único que realmente me importa. Y donde la encuentres, allá estaré contigo.
De momento, tenemos todo un plan de festejos para celebrar tu nuevo año, brother. Amaral este jueves, Shakira el siguiente y, como colofón, El canto del loco. No sé si tocarán su tremendo, pero si lo hacen, puedes aplicarte cada palabra de esa canción, porque no sólo te quiero y te necesito, brother, sino que también -y cada día más- te admiro.

10 comentarios:

neptuno dijo...

Y es que el amor fraternal es una de esas inexplicables maravillas de la existencia. (Y lo dice otro hermano convencido de la admiración por el suyo)

*Lady Laura* dijo...

Ohhhhhhhh que cosa mas bonita de post. Veo que tienes una agenda de conciertos apretada, pero el último es el mas mejor!!!!!.

neptuno dijo...

Por cierto, que espero que el jueves, sonrías cuando Amaral cante cierta canción que ha sido sorprendentemente versionada en ese idioma en que evolucionó la lengua de aristóteles... ¿vale??????? Y esa seguro que la canta...

Cinephilus dijo...

"quiero vivir, quiero gritar, quiero sentir el universo sobre mí, quiero correr en libertad, quiero llorar de felicidad"
ese fue -justamente ese estribillo- el sms que este mes de febrero envié a quienes -muchos- me ayudaron este año a recuperar la fe en estar vivo...
cantarla con mi hermano en ese concierto es algo que deseo hacer con todas mis fuerzas...

neptuno dijo...

Ahhh... algo me suena... Seguro que más de uno también recuperó muchas cosas contigo

;-)

Diva dijo...

Qué regalo de cumpleaños más bonito... Y cuanto se lo merece. Pues nada, nada que lo paséis bien entre concierto y concierto (y tú ten cuidado con Shakira, que por mucho gimnasio y mucho musculito que ahora tengas, en uno de los movimientos de cadera puedes quedarte en el sitio)
Seguro que ya has adivinado quién soy :)

Mart-ini dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Mart-ini dijo...

Vaya... otro con el "canto del loco"... Pues nada... un cuarto de siglo más uno no es nada

Un abrazo, con tu permiso...

Postpost: Ve colocando un email por ahí, estoy preparando una sorpresita pa'tí, aunque no prometo nada...

Cinephilus dijo...

jajaja... querida diva, sí que sé quién eres... por qué será? ;-)

el email lo cuelgo esta noche, mart-ini... que a mí las sorpresas me encantan

abrzos y besos sin permiso para todos, me voy de cumple!

vi230850 dijo...

joder, te cobraré estas lágrimas