1.7.06

¿Orgullo gay?

Admito que, en días como hoy, ser gay no me produce orgullo, sino más bien una sonrojante vergüenza que no me consigo arrancar.
Entiendo -en todos los sentidos- que en su momento era necesario un desfile de protesta. Que tuvo su lugar aquella cabalgata estrafalaria para, en épocas de opresión, dejar claro que había gente que sufría acoso o persecuciones.
Sin embargo, no entiendo -en el sentido intelectual, en este caso- que hoy, en pleno 2006, tengamos que seguir asistiendo a un carnaval patético donde se inunda Madrid de músculos de plástico, reinonas medio acabadas y purpurina de saldo que poco aporta y con la que, desde luego, no me identifico.
Ahora, en plena efervescencia de normalidad, con derechos tan importantes como el matrimonio o la adopción, creo que son otros cauces los necesarios. Aún no es fácil adoptar, porque se hizo la ley pero no cambió el corpus social, así que ese tema aún llevará su tiempo. Sin embargo, dar como argumento semejante patochada estética es, cuando menos, triste.
No, la verdad es que no estoy orgulloso de ser gay. Ni de ser moreno. Ni de ser hombre. No. Estoy orgulloso de mis amigos. De mi familia. De mi pareja. De la gente que es de verdad. Que lucha de verdad. Que vive de verdad.
El orgullo me lo provoca la coherencia, la actitud, la conducta. Pero no algo que me viene de serie y que ya traía conmigo, como el color de ojos o la textura de mi piel.
Me aburre, lo admito, el victimismo gay y el canto a la frivolidad amariconada y chorra de estos días. Nunca estuve en uno de esos desfiles, pero sí he defendido siempre mi condición en todo tipo de situación, incluso en trabajos donde mi tendencia pudo haberme costado el puesto. No lo defendí con purpurina ni latex, eso sí, así que a lo mejor eso tampoco sirve.
De momento, y por lo que pueda pasar, hoy no pienso ni acercarme a Chueca. Cuando todos los fantasmas se hayan marchado a casa dejando el barrio hecho -literalmente- una mierda (ayer ya lo estaba el pobre), volveré con mis amigos de siempre a los bares de siempre para ser uno más. Ni orgulloso ni avergonzado. Tan solo un tipo que no acaba de conocerse bien y al que le gusta conocer y que le conozcan otros tipos tan poco orgullosos como él.

10 comentarios:

Vulcano Lover dijo...

Aclaración: mi comentario tiene ánimo de reflexión, y para nada de crítica. Si no has ido nunca, creo que es conveniente que tengas algunos datos más, para tu conocimiento.

Partiendo de que la palabra orgullo no sea la más acertada, por desfasada sobre todo (en eso tenemos una herencia "americana" de la que no hemos sabido desprendernos, como en otras cosas) el concepto de protesta frente a una igualdad que, a pesar de esa efervescencia de normalidad a la que apelas, no se ha conseguido para algunos, hace que la manifestación del “orgullo” gay sí tenga sentido. Y no es contradictoria con la lucha en los pequeños grandes terrenos del día a día que (estoy en lo cierto) debería ser más practicada.
Yo considero que mucha gente que seguramente no se identifica nada conmigo, lleva muchos años luchando en manifestaciones como ésta para conseguir lo que se ha conseguido. Así que, a pesar de que no me identifico con muchísimas de las personas que van en esa manifestación, y que puede que en mi vida me considere equiparado de igualdad en muchos aspectos, considero que es mi turno de luchar por derechos que quizá yo no necesito, pero sí otros. Los que vivimos en grandes ciudades no somos conscientes de que en este terreno somos unos privilegiados. No hay que olvidar que los medios de comunicación se hacen desde aquí y que reproducen una visión de las cosas muy determinada por la vida en una gran ciudad. Pero hay muchas personas que viven en otros ámbitos en los que la normalidad, queramos o no, no es para nada una realidad, ni está cercano a serlo.
A mí me aburre un poco ya ir a estas alturas a la manifestación, porque entre otras cosas es ya siempre lo mismo y la gente (así hay que decirlo) va con una espíritu más festivo que de reivindicación, pero me parece igualmente frívolo no participar en ella sólo por aburrimiento. Cuando cada año que voy me encuentro con muchas personas que desde el anonimato (tanto en sus vidas como en la manifestación) luchan en su día a día en organizaciones, asociaciones, ONG’s, partidos, etc, para que se consigan muchos derechos, no sólo para gays, sino para otros muchos colectivos que viven en desigualdad, no puedo sino reafirmarme en que hago bien acudiendo. Sigo viendo muchas caras de chicos y chicas que desde su vida y su compromiso con ella (más parecidos a los míos y a los tuyos que esos otros de los que hablas en tu post) están ahí presentes para que realmente quede ésta como una manifestación de la diversidad de personas que somos, que es lo que realmente puede hacer demostrar a un gran sector de la sociedad que las cosas son diferentes, que ser gay no es más que una característica de la naturaleza humana, como ser alto o bajo, y que no determina para nada el resto de la persona. Porque en esta manifestación se pretende luchar no sólo por la consecución de una serie de derechos legales que afortunadamente ya están conseguidos o en marcha, cierto, sino también por la VISIBILIDAD que es negada aún a muchos, y que es imprescindible para una normalización en la sociedad que permita que se implanten el resto de derechos que aún quedan por conseguir. Y ciertamente, para uno que asiste desde hace años a la mani, la verdad que de orgullo no queda más que el nombre... No es una palabra que se pronuncie en el manifiesto, ni que salga en pancartas ni que se coree ni nada por el estilo... Pero bueno, hay que ir para ver esa "otra" manifestación que no sale en los medios.
También hay en ella frivolidad mal entendida, músculos de plástico, purpurina y vacío, pero esas personas existen y también tienen derecho a reclamar por sus derechos... Yo nunca olvido que personas como esas, en un pasado no tan lejano, fueron las que iniciaron una ruptura, en su visibilidad incómoda para el resto de la sociedad, que llevó con los años a un proceso de normalización. La frivolidad ahora es mucho más vacía, estoy de acuerdo, pero en el fondo la sociedad tiende poco a poco a ser cada vez más vacía en una gran generalidad. ¿o no?
Por último, a pesar de que muchos de tus argumentos los puedo entender y dar por válidos, yo, personalmente, creo que en este tema la crítica desde la pluma y en un foro como éste no es muy útil. La crítica de todo esto debe venir desde la acción. Y no lo digo por ti, pues me costa que tú desde la acción de tu palabra haces muchas cosas que Sí han producido efectos. Pero también debes ser consciente que con estas palabras tranquilizas la conciencia de muchas personas que no van a actos como estos, pero que tampoco luchan ni reclaman por derechos que también son sus derechos, en otros ámbitos, y que sólo se benefician de las cosas que consiguen otros. De esos que, como tú dices, no “son de verdad ni luchan de verdad”... y de los que no deberías estar orgulloso, según tu discurso.
El sábado, una de las cosas que más me molestaron, fue ver que la mayoría de la gente no participaba, sino que permanecía como espectador, y eso tiene mucho que ver con cosas que comentas en tu post. Yo, sin embargo, me empeño en seguir participando, con el esfuerzo que me supone hacerlo sintiendo que no me identifico con la gran mayoría de ese espectáculo en parte vacío y contraproducente que es la manifestación del orgullo gay, pero intentando representar a un grupo que en el fondo somos mayoría, pero que por no tener la fuerza de sobreponernos a algunos de nuestros prejuicios y no ser capaces de ser más flexibles con nuestros principios, está totalmente ausente... ¿Para cuándo gente que se implique desde otros criterios en los grupos de poder que organizan todo esto, para que pase a ser otra cosa????? (pues sí estoy de acuerdo en que las cosas han evolucionado y la reivindicación debería adoptar otros modos)

Cinephilus dijo...

Respeto tu punto de vista, Vulcano, pero no creo en la reivindicación como un hecho aislado y puntual, una vez al año y convertido en un carnaval. Creo en la reivindicación como un compromiso diario y cotidiano, como algo mucho más profundo y, a la vez, sincero.
Y la visibilidad... Lo siento, pero no es ir en una carroza ni en una manifestación. Visibilidad es no ocultar la condición gay en el trabajo, en la calle, en el día a día... La visibilidad de la manifestación es la del tópico, la que da razón a la rareza o a la automarginación, la que no normaliza, sino que singulariza. Y no, yo me siento singular como persona, pero no singular como gay.
En cuanto a las ciudades pequeñas... En fin, tengo muchos amigos gays en zonas nada urbanas y estas manifestaciones no les ayudan, contribuyen al tópico, a la malinterpretación del hecho homosexual.
Claro que hay mucho que luchar, pero no de este modo.
Es una lástima basar en el espectáculo lo que debería basarse en el compromiso real. Y, desde luego, no solo en el compromiso con nosotros mismos, porque pocos movimientos conozco tan egocéntricos y autistas como el homosexual, donde nada que no sea el yo parece interesar. Lástima.

Vulcano Lover dijo...

Eso sabes que es muy discutible, Cinephilus... COmo bien dices, importa algo más que el hecho individual, así que los casos de amigos de zonas rurales no dejan de ser hechos singulares. Yo conozco algunos diferentes, así que no se puede generalizar nada. Estoy muy de acuerdo en que es posible que las formas puedan llevar a una malinterpretación del hecho homosexual, pero ese no es argumento para no manifestarse. Para empezar, manifestarse es un hecho voluntario y respetable. Yo decido manifestarme con todas esas personas porque compartimos reivindicaciones comunes desde nuestra diferente singularidad PERSONAL (yo creo que a estas alturas de tu efervescente "normalidad" la mayoría de la gente ya tiene claro que los gays no son todos como el tópico de toda la vida, ni siquiera como los nuevos tópicos... cada uno es como es y punto). Es así de sencillo. Y eso de que la visibilidad de la manifestación es la del tópico, pues no estoy muy de acuerdo. Es la que sea, es la que cada uno quiera ver.Porque la vida y la realidad (como bien apuntas cuando hablas del compromiso diario, sincero y cotodiano) son algo más que argumentos y percepciones de una manifestación que es una vez al año. Por tanto, no debería ser algo tan importante. Y (de nuevo) según tu razonamiento de que hemos llegado a un alto nivel de normalidad, pues sería algo más bien anecdótico, para nada objeto de tal incendiaria crítica ¿no?

Lo que más me cuesta admitir de tu razonamiento, aún respetándolo, porque los argumentos como sabes también los comparto, es el hecho de que lo hagas sin haber estado nunca allí. Yo sé lo que es no haber ido nunca y después haberlo hecho y soy consicente de que es practicamente imposible hacer una valoración de la misma sin haber estado allí...

Cinephilus dijo...

Es que, querido Vulcano, cometes un error de base.. Claro que he estado allí y he sido parte de eso. Durante más años de los que crees. Y más dentro de esos grupos y organizaciones de lo que sabes.. Y eso mismo hace que me entristezca ver qué ha quedado de aquello y cómo se convierte la lucha por los derechos en un evento de marketing y merchandising

Vulcano Lover dijo...

En eso te doy la razón (TODA), pero me reafirmo en que frente a ello, prefiero la acción que la crítica...
(al final es una cuestión de elección, supongo)

Cinephilus dijo...

De acuerdo en eso. Yo también prefiero la acción, solo que de otro tipo.
En el fondo, no estamos tan lejos como parece.

Vulcano Lover dijo...

NO, no lo estamos, eso ya lo sabía yo... Si todas las diferencias pudiesen dialogarse así, el musndo sería diferente, ¿no crees?
(y que viva la diferencia)

Cinephilus dijo...

Sí, pero el diálogo requiere ganas de escuchar, de modificar opiniones, de provocar el acercamiento... Ser inflexible e intolerante creyéndose dueño de la verdad es mucho más sencillo.
Menos mal que los volcanes y las salas de cine saben bien de los cambios y la moldeabilidad.
Y claro que sí, la diferencia es buena. Buenísima ;-)

Anónimo dijo...

I love your website. It has a lot of great pictures and is very informative.
»

Anónimo dijo...

I find some information here.