1.11.06

Apuntes en serie (I)

La tarde de este 1 de noviembre ha dejado un documento televisivo para la posteridad: una entrevista post mortem a Carmina Ordóñez. Según nos avisaba su presentador una medium se encargaría de aclararnos cuanto Carmina deseaba contarnos desde el más allá. Tan solo me pregunto cómo se cobran las exclusivas al otro lado, si aceptan talones o si las hacen por transferencia vía Caronte. Lástima que Woody Allen no viera este scoop hispano antes de rodar su ligera (y divertida, por cierto) última película. Seguro que le habría dado bastante juego.

Comprobando que el panorama televisivo patrio no deja espacio para nada que no sea cutre, y mientras la insufrible de Saray berrea cual foca en celo en el resumen diario de OT, me decido a zambullirme en una de mis adicciones de estos dos últimos años: las series made in USA, que lejos de sonrojarme como los subproductos que aquí protagonizan Tejero & Cia., demuestran que el mejor cine norteamericano, actualmente, se emite en la pequeña pantalla. Y, debido a la miopía de los programadores de nuestras cadenas de no-pago, en internet.

Capítulo 1. Prison Break

Es la última a la que me he enganchado, pero el nivel de adicción es tal que se merece abrir esta sección. Su colección impagable de hombres atractivos (nada metrosexuales, menos mal) y su galería de villanos (con mucho, la más siniestra en mucho tiempo) son dos poderosos alicientes que mezclan, con inteligencia, los resortes del thriller, la acción de la serie B más carcelaria y hasta el erotismo grueso de carretera en una síntesis de lo más eficaz.

Lo mejor...
... su capacidad para engachar a la historia desde el primer minuto. Sus dos protagonistas, incluid el insípido salvador que, poco a poco, construye un personaje mucho más complejo de lo que cabía prever. Sus secundarios malvados, con un T-Bag que convierte al mismísimo Hannibal Lecter en un adalid de ONG's pro-viejecitas. Sus secundarios oscuros, con mafiosos en quiebra, matones en paro y otras especies afines. Sus secundarias buenas pero no tontas, con la estupenda pin-up que es esa doctora de la prisión. Sus secundarios extramuros, con un abogado de causas imposibles que tiene, tal vez, el mejor cuerpo de la serie. Sus guiones, que hilvanan con habilidad la acción dentro y fuera de la cárcel, manteniendo una sensación de protagonismo colectivo que siempre es difícil de lograr. Y sus homenajes inconfesos, guiños a todo un subgénero -el cine de cárcel- que tantos recovecos emocionales encuentra en los cinéfilos.

Lo peor...
...la sensación de que la serie nació para una (extraordinaria) primera temporada y el alargamiento de algunas tramas y subtramas para justificar las nuevas temporadas que nos han de venir. ¿Realmente era necesario seguir la historia más allá de los muros de la cárcel? No me pronuncio al respecto, pero agradecería que, de vez en cuando, las buenas historias se cerrasen sin apéndices comerciales.
...la previsibilidad de algunas situaciones (incluido el final) y la certeza de que los protas no van a acabar mal, frente al desasosiego y la sorpresa de otras series como Perdidos, donde se agradece una cierta arbitrariedad que despista a los espectadores.

17 comentarios:

Reality Bit dijo...

Vi los dos primeros capítulos y la verdad es que pintaba muy bien, me gustó la trama y me enganchó, en el sentido más divertido de la palabra. Sin embargo, según ha ido avanzando el argumento, he sentido que se está alargando innecesariamente, que algunas escenas son interminables y que la lentitud de la trama me está aburriendo. Y no es que el tema sea tedioso, es que lo están haciendo demasiado prolongado. Saluditos apretados

SisterBoy dijo...

Yo sigo la serie al dia gracias al pirateo (por cierto que tengo ya en la recámara el capitulo exhibido en USA el pasado lunes) y opino que la serie mantiene el interés fuera del entorno de la carcel, yo creo que se ha optado por el tono de los viejos seriales de televisión (aquellos que terminaban cada capitul con su correspondiente cliffhanger) y la cosa hasta el momento funciona.

Efectivamente es la serie con la mejor galeria de villanos de la historia:

T-Bag el malo incurable, cinico y cachondo, la tipica serpiente que parece salida de una pelicula de chinos, vamos el tipico personaje al que adoramos por su perversidad.

Abruzzi, el malo trascendente, puede ser tan cruel como T-Bag pero sus actos estan siempre teñidos de una hondura filosófica que le emparenta con Michael Corleone y otros villanos atormentados

Bellick, el malo machista, cazurro y brutal, no posee el más minimo atractivo pero sin embargo resulta más aterrador que todos los demás juntos, quizas porque nos resulta mucho más real.

El agente Kellerman, sádica encarnación del sistema, hombre que secuestra, tortura y mata sin mudar el gesto, es un funcionario del mal dominado por un obtuso sentido del deber y de la lealtad que no le deja el más minimo cargo de conciencia. En la segunda temporada este personaje tiene su prolongación y su complemento en el agente Mahone.

El loco Patoshik, el tarado que nunca duerme, autentica reencarnación del monstruo de Frankestein, un niño de dos años encerrado en el cuerpo de una bestia, es también el protagonista de una de las mejores escenas de la primera temporada que no vamos a desvelar para los que tengan la desgracia de seguir la serie por la Sexta

En fin ¿Se puede pedir más?

Slim dijo...

yo veo la serie en la Sexta (tampoco es tanta desgracia, sister), y Patoshik ya ha salido (impresionante "enseñame los tatuajes") aunque no se si saldra otra vez..os habeis olvidado de la mas mala, la vicepresi esa, como se puede ordenar tantas muertes y quedarse tan ancha?? se pasa un poco...en fin que ya tengo ganas de que salgan de la carcel..porque salen, no???

SisterBoy dijo...

Bueno la vicepresi es que no se ve tanto como para tomarle odio y/o cariño. Slim si hubieras seguido la serie por v.o. me darias la razón, lo que han hecho con el doblaje de Sucre es equivalente al doblaje de los negros en "Lo que el viento se llevó"

ZEÑORITO SCOFIELD YO CANTARE UNA BONITA CANZION PARA DIZTRAER A LOS MALOZ ZEÑORITOOOOOO

Slim dijo...

jaja..precisamente has nombrado mi favorito...de sucre me gusta todo, cuando veo esa boca no le oigo el doblaje ni nada...ahhh QUIERO SER MARICRUZ

SisterBoy dijo...

Caray Slim pues de todos los tios que hay en la serie ese es el único al que no le conocia fans asi que ya estas primera de la lista. En serio te juro que hay miles de personas de ambos sexos que se mueren por la rata de T-Bag

Slim dijo...

T-bag? a mi me da escalofrios! sera que soy muy clásica...a mi me gusta sucre, scofield, el abogado que decia cinephilus..lo normal, vamos..no esa rata-bolsillos-fuera..uf

MM dijo...

Si ke es verdad ke está perdiendo fuelle, pero aún así sigue siendo mu recomendable. Además, me han contado ke la segunda temporada despega de nuevo. Yo espero con ansia el termino de esta segunda, ke ya sólo me kedan dos lunes a ver ké tal.
Y bueno, aunke no valiera ni un pimiento, el morbazo carcelario es un plus. Mi preferido es Sucre y el negro...Menudo trío me hacía con los dos.

Reality Bit dijo...

Por favor, no decaigas. Lo digo por tu comentario a mi post de hoy, me ha dejado preocupado. Hay días de carreteras secundarias, sí, pero tú tienes aptitudes para viajar en autopista. Y lo digo desde un conocimiento muy superficial de ti, pero aun siendo superficial, sé que es así. Ánimo

Mart-ini dijo...

como siempre contigo, tomo nota. Yo tambien acabo de engancharme a las series made in usa, pero voy por otros lares... "Entre Fantasmas" y "The 4400" además de QaF que ya la ví subtitulada... en fin, que tomo nota, como siempre.

Cinephilus dijo...

Sucre tiene un cuerpazo excelente. De cara no me pone tanto, pero pese a ese acento sureño que le han regalado los dobladores españoles (¿por qué lo odian tanto?), sigue siendo un animal en cuanto a excitación erótica se refiere... Yo tbn quiero ser Mari Cruz ;-)

Mil gracias por el guiño, Reality Bit, intentaré encontrar esa autopista. Con saluditos apretados así de cariñosos parece más sencillo.

Vargtimen dijo...

Uff, me encanta "Prison Break".

Mis preferidos son T-Bag (con diferencia) y Scofield.
Bellick también me hace gracia, por cabronazo.

No soporto al joven rubio, el que habla como si fuera Eminem. Espero que lo viole repetidas veces el orangután de su compañero de celda.

Voy por el 1x18 y la serie engancha como ella sola.
La trama se alarga y es poco creíble, vale. La conspiración que unta a la vicepresidenta es más oscura y retorcida que el proceso electoral del Real Madrid, vale...pero qué pedazo de serie!

cucumber dijo...

me llamo X, yo tambien estoy enganchado a Prison y soy un ignominioso.
Normalmente en las series que enganchaban habia uno o dos malos de la muerte, pero es que en esta serie levantas un ladrillo y te salen 7. Que la trama es totalmente improbable, no pasa nada, que el prota es más listo que el hambre y más bueno que el pan,, no pasa nada. Lo que importa es estar pegado a la tele, y de vez en cuando decir..joder!! otro problema para los Scofield brothers.
Me quedo con caida de ojos de Veronica, con la tristeza enamoradiza de niña pija doctora y los ojos superazules de la vicepresidenta.

NaT dijo...

Debo de ser la única que no se ha enganchado a la serie y no será porque los protagonistas no son guapos, que lo son. Pero vaya... que no, no me ha encendido la llama de la curiosidad. Debe de ser que las tramas carcelarias no me van.

Estoy más del lado de Mart-ini: Los 4.400, Medium, Entre fantasmas, Tan muertos como yo, JAG, Senderos misteriosos, Angel...

Besos... de cine

3'14 dijo...

Yo tampoco estoy enganchada ni a esta, ni a ninguna serie... de hecho, no veo ninguna :S
No porque sea una rareza humana, simplemente no tengo tiempo y se que cuando algo me engancha, me engancha.
En lugar de a las series de TV yo estoy viciada a los blogs que frecuento (por eso me resisto a engancharme a más, no habrían horas al día para seguirlos todos)

Besos en serie y con trama continuada ;)

Cinephilus dijo...

Suscribo lo comentado por los prison-adictos y recomiendo inyectarse unos cuantos episodios en vena de esta gozada de soap-opera carcelaria...
A mí me pasa como a ti, 3'14, que no tengo tiempo suficiente para todas las drogas -blogueras, cinéfilas, literarias o simplemente alcohofiestólicas- que me gustan...

Abad_de_Carfax dijo...

Pues yo de hecho creo que la segunda temporada es incluso mejor que la primera... pero no comentaré muy explícitamente por no destripar nada a los eventuales lectores de esta entrada.

Y yo soy fan de C-Note, el negrote que 'está en Irak' (soy de gustos erráticos, que le voy a a hacer). Sobre todo leyendo cosas de la vida del actor, que ya sólo el nombre pone: Rockmond Dunbar.