15.12.06

Debatamos, pues

Definitivamente, entre los lectores de este blog hay mucha vida intelectual. Yo intento distraeros poniendo fotos de Daniel Craig y vosotros convertís esta página en la versión internáutica de Días de cine. Es obvio: no os merezco.

Como hoy me he levantado guerrero voy a ponerme, en el debate (véase comentarios del post anterior), del lado de Sisterboy (además, me apetece ponerme de su lado porque me cae muy bien y estaba muy guapo en su foto junto al Teide). Y es que, tras años defendiendo como un león el cine español, he llegado a un punto de tedio y aburrimiento en el que no solo no lo defiendo sino que, en cuanto puedo, generalizo y lo pongo a caer de un burro. Algo así como lo que le sucede a uno de los personajes en la última estupenda novela de Eduardo Mendoza, donde se dice que el cine español no puede ser bueno, ya que el séptimo artes es cuestión de dinero y de talento, y aquí -según afirma el personaje- no nos sobra ni lo primero ni lo segundo.

¿Que hay grandes excepciones? Desde luego. Me fascinan muchos de los títulos que mencionáis y en mi casa, donde hay más dvds qe cualquier otro objeto (bueno, hay otro objeto que también abunda, pero ese no viene a cuento, que luego me tachan de frívolo y texto-basuril), la mitad -al menos- son de cine español. Sin embargo, lo que me parece es que, en general, es un cine autocomplaciente y que, para colmo, no admite críticas.

Claro que me gustan películas como Familia, Sin vergüenza (una de esas comedias menores que transpiran verdad y sentido del humor, frente a acartonamientos ridículos como Reinas), La noche de los girasoles, Hola estás sola? (probablemente, mi película española favorita de los 90) o Smoking room, pero me pone enfermo la cantidad de mal cine que sale en este país y, sobre todo, la ausencia de espíritu crítico al respecto. ¿Por qué cuando se hace un horror como Isi Disi, Año mariano, Airbag o Torrente hay que buscar segundas -e inexistentes- lecturas? Que la vea quien quiera, pero no se puede poner a caer de un burro American Pie y pretender luego que la caspa hispana es más "autoparódica".

Lo mismo ocurre con las -riámonos- superproducciones. ¿Que El laberinto del fauno es interesante? Sí, aunque con dos historias mal superpuestas, pero -en todo caso- no es mérito precisamente del cine español, sino de un autor con mucha personalidad que se llama Guillermo del Toro y que, aunque aquí nos lo apropiemos todo, es mexicano. También tenemos otras superproducciones como Alatriste donde tampoco se puede decir que, pese a sus logros técnicos, tiene un guión mal hilvanado (es imposible seguir una trama donde se resume todo tan mal y a trompicones), personajes desaprovechados (Elena Anaya, por ejemplo) y actuaciones infames (que alguien le diga a Noriega que se dedique a enseñar su culo en anuncios de refrescos y abandone cualquier otra profesión interpretativa para el culo en cuestión). Si fuera americana sería una película del montón, pero como aquí hemos puesto cuatro cañones, tres trajes de época y un par de barcos, la llenamos de estrellitas críticas para decirnos que, cuando nos ponemos, también somos épicos.

Y en cuanto al cine de autor, salvo intentos honestos y arriesgados, se tiende en exceso al autoaplauso, al yoísmo y, sobre todo, al didactismo facilón. Películas que podrían ser interesantes -como Remake- se convierten en panfletos y otras, como la hórrida e insufrible Mar adentro, nacen siéndolo. Después, también tenemos el cine de autor de la intrascendencia -como las dos bochornosas partes de El otro lado de la cama, donde se suponía que se estaba rodando un musical cómico, creo-, el cine de autor bienintencionado -donde se habla bien de mediocridades como El próximo oriente por el mero hecho de tratar temas comprometidos con la misma sutileza que un Picasso pintado con Titanlux- o, peor aún, el cine de autor de la cutrería, como esa ¿Por qué se frotan las patitas? que me hizo querer asesinar a su director y a su reparto...

Nos guste o no, la estética artística -y esto sí que es una generalización: acribilladme ahora- española es la del realismo. Basta echar un vistazo a las cumbres de nuestro cine -Buñuel, Almodóvar, Berlanga-, literatura -Cervantes, F. de Rojas, Clarín, Martín-Santos...-, pintura -Goya, Velázquez, Solana-... Realismo sucio, teñido de surrealismo cervantino, almodovariano o goyesco -porque el humor es una defensa para deformar ese feísmo que, probablemente nace de elementos sociales, económicos e históricos mucho más hondos, casi atávicos- y de imaginación. Quizá por eso las dos únicas películas españolas que me interesaron este año fueron Azuloscurocasinegro y La noche de los girasoles, porque beben -a su manera- del Lazarillo, de Berlanga y de Solana. Incluso en la oscuridad -reléanse los títulos- de su color...

P.S. Por favor, voten YA a Leo para que sus pectorales y abdominales no abandonen OT. Sus gallos son insufribles, pero es el únco que no derrama 456 kilos de pluma por metro cuadrado y eso, la verdad, me pone muchísimo...

20 comentarios:

w. dijo...

qué heavy eres, Juana...

(en el fondo estoy de acuerdo con casi todo, uno es irremediablemente partidista, qué le vamos a hacer)

SisterBoy dijo...

Yo creo que a Berlanga, Bardem y Buñuel les une (salvando las a menudo abismales distancias) la misma forma de ver España, sin complacencia pero tampoco sin condena, a menudo burlándose de sus numerosos defectos pero sin dejar nunca de reconocer su fascinación por ella. En concreto la célebre escena de Viridiana del perro atado al carromato me parece un resumen de esta forma de ver el panorama nacional.

Bardem es otra cosa, más ideológico, más serio y precisamente por eso con bastante menos encanto aunque Cómicos y Calle Mayor son dos obras maestras.

A Saura nunca le he podido sufrir, excepto por su excepcional La Caza (acertadamente rodada en un paraje desértico más propicio a la metáfora universal que nacional) tiene una forma de ver el cine y la vida demasiado personal y decididamente pedante.

Del resto queda la generación de Salamanca y algunos islas como Víctor Erice o Almodóvar (y Zulueta que más que una isla es la isla de San Borondon), Amenabar es un entretenimiento al que supongo que la historia pondrá en el sitio que le corresponde (la de un director corriente con algunas buenas películas) y el resto es “torrentismo” (por más que se intente disimular no pasa de ser una versión moderna del “landismo” con bastante menos gracia) y cuentos de la Guerra para niños rechazables ya incluso antes de empezar a rodarlos (véase la próxima y temible “Trece rosas”)

Anónimo dijo...

joder, que valiente eres..por que intentar escribir en un entrada y no de las mas largas la historia-critica del cine español es de atrevidos y osados.
ante tremendo reto solo un coment. berlanga para mi esta sobrevalorado y las última pelis: todos a la carcel y una de valencianos-turroneros que se van a madrid eran insufribles.
respecto a saura lo mismo.

Segura con torrente no creo que quiera disimular nada y prefiero a torrente que a reinas, mas que amor frenesi, y muchas supuestamente modernas.
por ultimo entre tanta desolación. un titulo. Cielto Abierto de miguel Albaladejo
un saludo CUCUMBER

SisterBoy dijo...

Cucumber me apena ver otra victima del blogger beta :(

Por lo menos en mi caso cuando hablo de Berlanga hablo de su gran época y sobre todo de su triangulo mágico, esto es, "Bienvenido Mister Marshall" "El vergudo" y sobre todo la insuperable "Placido" una de las diez mejores peliculas de la historia del cine español, esas últimas que mencionas la verdad ni las he visto.

Y para mí Santiago Seguro no tiene salvación, ni comparandolo con esas que mencionas, yo sólo he visto Torrente que tuve que abandonar a la mitad no ya profundamente asqueado sino profundamente aburrido

Mari dijo...

ahhhhhhhhhhh
no sé mucho de cine español....
pero leí muy atentamente su artículo....

(disculpe la intromición de una neófita del cine ¿No le gustó Martín H? No me peguennnnnnnnnnn!!!!!)

dexter dijo...

Vaya decepción, cinephilus. Seguro que en tu alineamiento con la tesis de sisterboy ha tenido mucho que ver eso de que más vale lo malo conocido, que lo bueno por conocer. Porque tengo unas fotos en el puente de las cadenas de Budapest que lo hubieras flipado, tío.
Y en lo que respecta a lo otro, pues otra decepción. Porque este debate no es mío, llámame cuando hagas otro más interesante y tal. No sé amo tanto al cine que no me atrevo a discriminarlo por razones de sexo, raza o nacionalidad. No me voy a desdecir de lo que dije, yo no hablo de cine, hablo de pelis, y las pelis son buenas o malas.Así que no voy a entrar al trapo, no,no. Por otro lado, ilustrar el debate del cine español aportando una docena de títulos y una docena de imágenes- tópicas por otra parte- me parece tan simplista como hablar de la generalización que nos ha traido hasta aquí. Me alegra que hayas nombrado como títulos señeros del 2006 AzulOscuroCasiNegro y La noche de los girasoles, 2 operas primas. Al menos le das al cine patrio la cualidad de reinventarse ¿ Me puedes decir dos debuts del cine yanqui que te hayan llamado la atención este año?

gunillo dijo...

Yo era muy seguidor del cine español ("...sí, sí, cuentan historias muy interesantes con cuatro pesetas...") cuando mis amistades me tildaban de rancio y casposo por mis gustos.
Con el paso de los años, se me quitó tal devoción, (sobretodo cuando las pantallas se llenaron de Torrentes, Airbags, Años Marianos y demás escatología de humor chabacano) aunque sin sucumbir ante el cine americano... es decir, que me quedé sin ir al cine. (porque ver una peli iraní o checa de problemática sociocomprometida, tampoco me va nada hijo).

SisterBoy dijo...

Repito que en el fondo dexter tiene razón, yo por ejemplo no creo que entrara nunca en una discusión sobre cine francés, inglés o norteamericano, pero al fin y al cabo estamos hablando de nuestro pais y eso pues hace que te impliques más en la pelotera

Anónimo dijo...

Opino como Cinephilus y Sisterboy. El cine español, salvo contadas excepciones, suele ser autocomplaciente y de baja calidad.

Ahí tenemos el ejemplo de "El camino de los ingleses", una de las peores películas de los últimos años, o el ladrillo de "Alatriste".
Luego son el tipo de películas que reciben mil y una estrellitas de críticos y amigos, como Mirito Torreiro o Mendez-Leite, que todo lo que se ruede en España los pone orgásmicos.

Es verdad que hay algunos nuevos directores con buenas ideas. El de "La noche de los girasoles", el de "Cabeza de perro" o el de "Azuloscurocasinegro".

Y por supuesto siempre nos quedará Almodovar (y en mi caso también el Bigas Luna de la Juani o "Bámbola", cuando no se las quiere dar de fino).

Y agárrense, que a finales de Agosto vuelve Medem...:S

VARGTIMEN, OTRO DAMNIFICADO DEL BLOGGER BETA

3'14 dijo...

¿Me estás llamando simplista dexter? Más que nada, porqué en los comentarios del post anterior hice una lista de algunas de las pelis españolas que más me han gustado...
En fin, admito mi faceta simplista. Será por eso que simplemente me gustais tú, cinephilus, Sisterboy y también los comentarios de w. :P
Eh! que no os llamo con esto simples.eh??? Que aquí la única simple soy yo :)

Yo tampoco voy a seguir con este debate ahora que se nos da el lugar para hacerlo. Sólo para fastidiar un poco, jejeje y desviar el tema central de comentarios en otras entradas. Me reservo seguir dando guerra para otros post. Feliz navidad. jiji

Cinephilus dijo...

En fin, w., ya sabes que si pepa me hubiera cogido el teléfono todo habría sido muy diferente ;-)

Querido dexter, espero ver cuanto antes esas fotos de Budapest. No dude que, entonces, contará con mi más sincero alineamiento ;-) Y sí, claro que el planteamiento de mi post es simplista y, es más, reduccionista... Además, leyendo entre líneas se ve que, en realidad, no dejo de ver cine -sea de donde sea- así que todo lo que diga por polemizar puede y debe ser tenido en mi contra y a mi favor a un mismo tiempo... En cuanto a debuts americanos, me quedo con Hard Candy. Es otra de las películas que me impactaron en esta temporada...

Besos para todos, especialmente para los beta-damnificados... En el próximo blog pienso generalizar aún más, no sé, algo como resumir la historia de la literatura universal en dos párrafos y cinco títulos, por ejemplo :-P

Por eso me gusta la revista Hola, porque esa sí que se resume con facilidad en un post...

Max dijo...

Sorry, yo, como Mari, debido a mi neo-yorquización y mi previa latinoamericanización post-colonial (es decir, renuncio a la vieja colonia y me neo-colonializo ante los auspicios globalistas del capital yankee), de cine español se poquísimo, salvo de aquellas cosas que llegan acá (o que llegaban allá) y de ese micro-universo fílmico sé sólo de aquellas que me tomé la molestia de verlas. Pero ya que hablan de cine gringo (y Hollywood es sin duda una meca de la mierda-convertida-en-detergente-cerebral), hay, créanlo o no, estrenos interesantes. Eso sí, tienen un circuito de difusión muy limitado, porque sólo las pasan en los cines “alternas” y, ante todo, en los festivales de cine independiente. Así que si se piensa hacer comparaciones internacionales quizás el eje territorial tenga que complicarse incorporando las distintas categorías industriales en términos de producción. A menos que se quiera generalizar sobre el cine gringo también. Y si he de generalizar diría que es una mierda, pero con todo, no puedo esperar para tener ocasión de despacharme uno de esos descomunales baldes de pop corn con un vaso de un litro de coca-cola mientras al ver la pantalla pienso que son los $12 peor invertidos de la historia.

P.S. Y me reafirmo, creo en Sisterboy (se me antoja creerle). Además, el problema de las críticas a las generalizaciones es que su formulación depende de una generalización (“las generalizaciones son…” es una generalización by default) y por lo tanto su estructura es de una circularidad cuya inherente contradicción lógica deliciosa.

w. dijo...

Eso es lo malo cinephilus... que uno, que no está yendo esta temporada al cine tanto como quisiera, y que normalmente de fía bastante de opiniones como las tuyas(vuestras) -you know- termina con menos ganas aún de ver lo que criticáis negativamene, que no es poco... Me dirás que deje de leer estos blogs, y así no me condiciono negativamente para ir al cine y en su lugar quedarme en casa abrasando el pc de bajar cosas en el e-mule... Pero no, aquí uno sigue adorando la sala oscura, la pantalla grande y esa cosilla que me entra cuando se apagan las luces y comienza la proyección, sea lo que sea que vaya a ver, y es ese sueño ansioso de la película aún por ver, de la historia aún por desarrollar, del color recién estrenado, las voces, el escenario, la neurona que los recorre con emoción... Es verdad que muchas veces poco tarda la movida en desmontarse, pero esos instantes siguen siendo para mí inigualables... Mi propósito este año es ir más a las salas... a ver si lo cumplo. Si me aburro ¿se podrán encontrar actividades paralelas que hacer "sur place"?????
En fin, besos...

la presley dijo...

me ha encantado el post y no podria estar mas de acuerdo...solo decir ke aparte de azuloscurocasinegro(estupendisima pelicula..la de los girasoles no la he podido ver) tb me encanto la la vida secreta de las palabras en este año..lo demas..alatriste y compañia es tomarnos el pelo a los ke aun pagamos por ver cine!(de torrente y mas caspa ni hablo)...espero ke sigas hablando de cine en el blog.
pd: ultimamente ni cine frances ni ingles ni na d na...cine asiatico!!!

Vargtimen dijo...

Dice Sisterboy en un comentario más arriba: "Por lo menos en mi caso cuando hablo de Berlanga hablo de su gran época y sobre todo de su triangulo mágico, esto es, "Bienvenido Mister Marshall" "El vergudo" y sobre todo la insuperable "Placido""

¿"El vergudo"? Cielos! ¿qué peli es esa? ¿te ha traicionado el subconsciente? ¿estabas pensando en mí, eh canarión? ;)

w. dijo...

Al final lo hemos conseguido, chico... A Leo no lo han echado de OT(confieso que a pesar de que no canta muy bien, a mí también me pone, y que como decorado en el televisor, con esa miradita sucia que tiene a veces, no tiene precio)...
No nos mientas, anda, dinos cuántos sms has mandado...
Bss del travieso.

SisterBoy dijo...

Se me dedaron los trabes

Abad_de_Carfax dijo...

Para mí lo peor de un bodrio español es que para realizar tal espanto se ha contado con una llorada subvención del gobierno. Que Torrente puede ser igual de truñaco que Colega donde está mi coche, pero se buscan la vida para costearse la película. Y quien se paga su propia mierda tiene todos mis respetos, oye.

Los mismos que me merecen los que conservan a Leo dentro de la academia por su índice de grasa corporal :P Claro que frente a Jorge me daba igual todo!

MM dijo...

Insisto ¿ Cuantas pelis salvables nos ha dao el cine norteamericano este año?
Jamás he escuchao a nadie salvar Isi-disi y cya por autoparódicas ¿ Ande ha leído usted eso?
El argumento de ke Guillermo del Toro es un director mexicano es muy , muy endeble ¿ De donde son los grandes directores norteamericanos?
Me refiero a Wilder, Lang, Hitchcock y tantos otros ke hicieron del cine norteamericano el cine por excelencia.

Me repatea lo destructivos ke somos los españoles con nuestras cosas; este es un país d cainitas ke no soporta ke los demás triunfen. Ke Banderas, Pene y Paz Vega triunfen en USA nos duele un montón, y ya sé ke están haciendo actuaciones penosas, pero colocar una patita allí ya es un hito ( kien lo vea tan fácil, ke se vaya allá y lo intente)
, y sobre todo, hay millones de actores/actrices norteamericanos
( ese Cruise, ese Pitt, esa Zeta-Jones, ese Farrell, esa Jolie,...) mil veces peores a los ke nadie les dice ni mu por akí.

Arual dijo...

En esta ocasión estoy con Dexter, no me gusta decir que prefiero el cine de un sitio o de otro, me gusta una película o no, independientemente si es española, yanki o danesa. Desde luego este año el cine patrio ha dado títulos interesantes que particularmente me han gustado, yo me quedaría con SALVADOR y AZUL OSCURO CASI NEGRO, para mí lo mejor del 2006, pero claro está me gustaron por como son no por dónde fueron realizadas.