2.12.06

A la mierda

El mismo error constante
un paso adelante y dos atrás.
La misma piedra en un camino
del que no veo el final.
Mientras, seguimos como ayer,
huyendo de una realidad
a la que no le caigo bien
o es ella la que me cae mal.

La Quinta Estación


Así, sin paliativos. Hoy no me da la gana optar por la ironía, ni por la sutileza, ni por el buen gusto. Hoy no me apetece andarme con juegos de palabras porque es tarde, porque estoy cansado y porque no me queda mucha paciencia. En realidad, no me queda ninguna.

No podría contar las veces al día que pido disculpas a mi entorno. Me disculpo por no poder quedar tanto como debería, por no llamar tanto como debería, por no estar ahí tanto como debería, por no contestar a sus llamadas tantas veces como debería. Me disculpo porque a todo el mundo, en general y con honrosas excepciones, mi tiempo le importa un bledo y da igual si lo tengo o no, el caso es que jamás es suficiente, así que siempre tengo que desdoblarme para que todos estén contentos, felices y satisfechos, para que todos me cuenten su vida en ese rol contenedor que (como me decía hace poco mi lindísima yoe) nos ha tocado en suerte a unos cuantos y que la gente aplica sin ningún tipo de consideración. Un rol que consiste en absorber la vida ajena aunque la tuya importe más bien poco, porque como no suelo quejarme, parece que no hubiera problemas.

Y de repente, sin ningún motivo aparente, el que necesita un contenedor puede que sea yo. O un tejado para saltar. O un mueble para arañar y dejar en él toda la rabia sin hacer daño. Pero entonces, curiosamente, no se encuentra el buzón de voz donde dejar la llamada, porque los que tanto presionan día tras día, los que me hacen sentir culpable cuando no quedamos o no vamos a tal o a cual sitio, los que tanto interés tienen en verme en ese día en el que a mí me viene como el culo, por algún azar no identificado, justo hoy están ocupadísimos. Así que el teléfono no suena con los nombres que debería. Suena con otros, claro, pero esos nombres no tienen culpa de que esté cabreado, de que hoy me enfade el mundo, y no se merecen que les amargue la fiesta. Esos nombres son nombres de agenda de fin de semana, pero no los otros, los de verdad, los que tanto me persiguen cuando estoy estresado y jamás han entendido ese estrés ni han disculpado mis ausencias.

Mi chico, que es más sabio que yo para según que cosas, dice que me doy demasiado. Que luego no lo recibo. Que debería ser más cuidadoso con mi tiempo. Y sí, creo que tiene razón. Al menos, en parte. Como en casi todo. No puedo cambiar, lo sé. Así que seguiré corriendo cuando alguien me diga que lo haga y haciendo malabares para contentar a quienes pueda. Pero sí espero que nadie me pida explicaciones cuando me niegue, porque no pienso darlas. Optaré por el mismo silencio de los demás cuando están ocupados. A mí no se me perdona ese mutismo y, en adelante, eso est todo lo que acompañará mis noes. No pienso dar ni una explicación más. Y si eso no les basta, que no me busquen. No me van a encontrar.

18 comentarios:

Anónimo dijo...

Fatal, fatal. Yo invitándote a té y tú con excusas tan tontas como que los lunes a las doce tienes clase con los de ESO. Esta me la pagas. Voy a pedirme por Navidad que te encierren un mes con Javi, Dani Rubio y Pulpillo, que son feos por dentro, por fuera y por en medio. Y eso no es todo, cuando salgas, tendrás que sufrir una entrevista de la Milá con sus chalecos. Y asistir a una gala completa de OT, eso sí, sin Jesús Vázquez, porque ese día estará enfermo y en su lugar mandarán al Parada. Y, para terminar, te pienso regalar un vídeo de Arrabal hablando sobre el milena(hip!)rismo(hip!) y las obras completas de César Vidal, que son un puñao. :-P

Cinephilus dijo...

aaaaaaaaaaaaaahhhh

tú sí que eres cruel, inquilino!!! ;-)

andrés dijo...

Una breve de tópicos: Cada uno va a lo suyo, das la mano y te toman el brazo, nos dan la mano y nos tomamos el brazo porque cada uno vamos a lo nuestro. ¿Y la empatía? si, gracias.

Como bien dice tu chico, hay que ser cuidadoso con el tiempo. Pero hay quienes no sabemos jugar con él, marcar el territorio, sentar las bases del respeto... a veces todo parece tan obvio que espera una reciprocidad acorde con su propia subjetividad, que es la que generó la obviedad. Dan ganas de gritar todo ésto ¿no?

ánimo, y más fuerte.

amelia dijo...

Me he sentido así muchas,por no decir que en demasidas ocasiones...
Esta semana,leí una entrevista de José María Cano en el Magazine,comentaba que pintaba prostitutas porque tod@s,en algun momento,no hemos sentido así...
dar todo,tu tiempo,renunciar a tus aficiones,dejar de ser Tú...por apoyar,por ayudar,por brindar...lo que alguien necesita.
¿Y cuándo el que lo requiere eres Tú?...Sólo encuentras silencio y ausencias.
Pasados los días,cuando empiezas a recuperarte,tienes que escuchar aquello de que siempre podrás contar conmigo,es que no puedes se así,tienes que ir más a lo tuyo...
Y como si un ciclo si fin,volvierá a comenzar,Tú vuelves a ser Tú...
Sé que mis palabras no son tan hermosas como las tuyas,pero me gustaría que al menos te sirvierán para saber que no eres el único,que hoy se siente así.
Sólo decirte,que dispones de mi correo,y si alguna vez necesitas alguien con quién desahogarte,compartir un café virtual...no encontrarás la puerta cerrada.
Para finalizar,añadir,que aunque apenas nos conozcamos,tus escritos,tus comentarios...a personas como a mi,nos ayudan a sentirnos un poco más comprendida y menos sola...aliviándo la impotencia que se siente en estos instantes.
UNA FORTA ABRAÇADA!

Nota:No cambies,me gustas tal y como eres

Anónimo dijo...

Mi filosofia sobre estos asuntos se condensa en la fábula del escorpión y la rana que supongo conoces como buen cinéfilo.

Mari dijo...

ahhhhhhhhh mi querido cinephilus ¿Me creería usted que siento que yo escribí su post?

Yo también soy una fucking entregada, la incondicional...y tiene razón tu chico, la gente se aprovecha. Como me decía alguien por ahí "la gente no te perdona los favores". Pero como no creo en la reciprocidad ni en la retaliación sólo le digo una cosa: cuente conmigo.

besos solidarios

3'14 dijo...

Joer.. iba a decir que yo también he sentido exactamente alguna vez lo que tan bien describes en el post. Pero entonces, ¿dónde estarían ocultos todos esos que necesitamos y no están en ese momento? Pues es que en parte, también debo formar parte de ellos... Me entrego, sí, y demando, también. Aunque esto último se que no es correcto, y como dice Mari, se debaría dar sin esperar nada a cambio. Pero somos egoistas, y algo siempre recibimos cuando damos. No me lo negueis. Llamadlo satisfacción personal, saber que eres un buen amigo, una persona que está para lo que haga falta, (eso engrandece el alma), pero es normal a veces sentirse injustamente descompensado. Yo, buceo en mis acciones y pienso, que tantas otras veces no estuve cuando se necesitó de mí. Y las que desconozco, pero seguro alguna amistad tiene clavada en su memoria... Las necesidades varían en función de cada persona. Lo importante es conocer lo que cada uno precisa y tratar de darlo. Pero, si no se puede, no se puede. A fin de cuentas, cada uno debería ser el primero en su lista de preferencias. Quizás me tendría que aplicar el cuento que con tanta facilidad expongo, y no te creas, con los años voy aprendiendo. Porque el que acaba estresado al final del día no es otro que con quien convives las 24 horas. Y es a quien tienes que servir antes que a nadie ;)

Y todo esto, los que son amigos de verdad deberían saberlo. Si no, ¿Porqué perder el tiempo con ellos?

Besos. En mi perfil tengo el mail. Así que ya lo sabes. ¿Debería haberte dicho esto? Creo que no es necesario :))

amelia dijo...

La gente es ilógica, irracional y centrada en sí misma. Amémosla de todas maneras.

Al hacer el bien, la gente nos acusará de motivaciones egoistas ulteriores. Hagamos bien de todas maneras.

Al ser exitosos, ganaremos falsos amigos y enemigos genuinos. Triunfemos de todas maneras.

El bien que hagamos hoy será olvidado mañana. Hagamos el bien de todas maneras.

La honestidad y la franqueza nos hacen vulnerables. Seamos honestos y francos de todas maneras.

Los grandes hombres y mujeres con las ideas más grandes pueden ser derribados por los hombres y mujeres más pequeños con las mentes más pequeñas. Pensemos en grande de todas maneras.

La gente está a favor de los más débiles pero sigue a los más fuertes. Luchemos por algunos débiles de todas maneras.

Lo que nos tome años construir pudiera ser destruido en un momento. Construyamos de todas maneras.

La gente realmente necesita ayuda pero pudiera atacarnos si lo hacemos. Ayudémosla de todas maneras.

Démosle al mundo lo mejor de nosotros y nos herirá de vuelta. Démosle al mundo lo mejor, de todas maneras.

Kent M. Keith,

UNA FORTA ABRAÇADA!

Vargtimen dijo...

Un post muy enérgico, Cinephilus. Solo te ha faltado rematarlo con un "leñe!" o un "coñe!" que siempre resultan de lo más útil en estos casos.

Paz, hermano Cinephilus.

Abad_de_Carfax dijo...

Lo peor es que echaríamos de menos estos requerimientos egoistas si se dejaran de producirse. Supongo que si está en nuestra personalidad el querer ser útiles y el sentirnos valorados por ello no lo podríamos evitar.

dexter dijo...

¿ César Vidal tiene un negro?

Anónimo dijo...

Dios mio, ahora me siento aun peor...

MiniSinclair

Anónimo dijo...

¿Un negro? Debe de tener cinco o seis. Salvo que esté violando todos los principios de la Convención de Ginebra sobre derechos humanos y le haga trabajar 24 horas diarias. Pobre... Tantos exabruptos que soltar y tan poco tiempo!!

Anónimo dijo...

Cinephilus mis torturas han surtido efecto y queer ha colgado algo :)

Ra está en la aldea dijo...

Hola. Llevo algún tiempo leyéndote pero nunca me había animado a dejar un comentario. Resulta que entre los numerosos planes barajados con mis amigas para este puente, de pronto alguien dijo "París" y yo pensé "ay, sí, París. París que hay que ir a ver esa exposición de Disney tan guay de la que hablaba Cinephilus" (justito eso me dije, palabras textuales)y nada, que al final sí que nos vamos a París y ya te contaré de lo del Centro Pompidou y de todo lo demás. Gracias adelantadas porque si no lo hubiera leído aquí probablemente no me habría enterado de nada y sé positivamente que me va a encantar.

MM dijo...

Ke importante es descargar la agenda de números innecesarios y kedarse con los autenticos y con los ke merecen la pena.

NaT dijo...

Yo sólo te diré que sabes donde estoy, sí, sí, sí; lo sabes y que si vienes y no me avisas o es porque no quieres o porque estás muy ocupado... también sabes que sigo esperándote para tomarnos ese café.

Besos... en Té para dos ;)

3'14 dijo...

Dos días hace que colgaste este post. Y voy entrando para leer novedades... Al igual ya está en producción uno de tus entradas, sea literaria, petarda, informativa, cultural, personal... que tanto me gusta leer. No pretendo presionar. (Seguro que esta noche cae alguna nueva, jeje :P ) Tómate tu tiempo, y cágate en todo cuantas veces sea necesario, o mejor aún, como titulas este post : A la mierda! Pero recuerda que en momentos en los que uno se siente jodido, al menos a mí me pasa, la inspiración está más latente que nunca. Sentirse acompañado por las musas o musos es una virtud de los momentos críticos de la existencia. Aprovéchalo. Una servidora estará expectante por aquí.