8.1.07

Noche de Reyes


Noche nada shakespeariana la de este día 5 de enero, pero igualmente brillante. Todo comenzó en un macroconcierto, rodeado de macroamigos y a ritmo de Pastora, un grupo que en directo podría confundirse con un remix de Jose-Ot-Churrero, solo que en vez de semejante chulazo, hemos de conformarnos con una suerte de mujer pokemom que, disfrazada de algo que no identifiqué, tuvo detalles tan de agradecer como subirse la falda hasta el cuello (literal) para -en una especie de remake tecno del cancán- enseñarnos sus bragas y sus ligas. Por lo demás, se limitaron a estropear su propio repertorio y a hacerme dudar de por qué me he comprado sus dos discos. Aún sigo con la duda...Después del pastoreo, llegaron las Nancys Rubias -abajo, con Fangoria- y dieron una rápida muestra de su música gamberra y absolutamente desmadrada, demostrando tantas ganas como capacidad para exhibirlas y contagiarlas. Era imposible no bailar con su canto a la superficialidad más absoluta en canciones con melodías que parecen ser antisistema y que, sin embargo, hablan de temas tan esenciales como las cremas Sisheido, la petardez de las muñecas Barbie o la necesidad de una marimutación musical en la radio española...
Y tras las Nancys, Fangoria. Con una Alaska que derrochaba no solo escote (creo que me dio en el ojo derecho con una teta, la verdad, porque esta mujer cada día se las recoge y ciñe menos) sino también saber hacer musical y personal. Como siempre que voy a verlos, un concierto divertido, frenético, espídico y con una selección de temas impecable. Incluyendo el rescate de Descongélate o la versión con las Nancys de El rey del glam.
Como fin del concierto -que no de la noche-, unos soberbios Pet Shop Boys llenos de ideas tan minimal como el single de su último trabajo. Imposible no querer fugarse al West con ellos ni vocear eso de You're always on mind que una enfervorecida fan junto a nosotros convirtió en You're always on mi mice (suponemos que eso debe cantarle Minnie Mouse a Mickey ídem).

Tras el concierto, una cena delirante con ataque de risa incluido y, de postre, una sesión de música supuestamente bailable y obviamente infame -hay que descubrir cuál es el verdadero oficio del DJ del Polana, porque, desde luego, no es el de DJ- que, en tan excelente compañía, fue la excusa perfecta para seguir dando rienda suelta a tantas complicidades como había sobre aquella pista.El desayuno, por último, otro vodka en mi apartamento con dos amigos -ella es mucho más que eso, por supuesto- y un par de horas de sueño que no me permitieron descansar pero que, como todo el insomnio de noches como esta, sí me permiten sentirme vivo. Quizá por eso el día 6 también fue tan especial. Porque el insomnio -con la ayuda del Hugo Boss Skin- me favorece mucho...

P.S. En el próximo post, hablamos de mi reciente paseo por Hollywoodland, de cuánto me gusta (y hasta excita) Adrian Brody, del extraño tipo que hacía pesas en la terraza durante toda la película y de que si alguna vez nazco hetero quiero casarme con Diane Lane...

17 comentarios:

sinclair dijo...

Bueno, ahora que he aprobado la carrera esa que hay que hacer para que me dejasen publicar con mi cibernombre: No, contraseña equivocada. No, ese nombre está cogido. No, el ordenador se cuelga. No, lo de la palabra clave era un 1 y no una l, y un largo etcétera de noes, voy a aprovechar para decir que me da mucha envidia sana ( hay otro blogger que dice que la envidia nunca es sana...) todo lo que cuentas del concierto. A ver si vuelvo a ver a Fangoria y me quito la espinita.
Saludos y besos académicos para hoy

Mari dijo...

go west again
¿vamos?

Mart-ini dijo...

vodka?
Fangoria?
tu hetero?

joder... y pensaba que yo cuando las cogía, las cogía gordas...

jajajajaja

guiños y chinchin

SisterBoy dijo...

Buentas fotos ¿las sacaste tú? ¿cual fue el problema con el DJ? ¿es uno de esos DJ con imaginación? odio a los DJ con imaginación, tener imaginación no es su trabajo.

Pillate el último EPS que trae gran reportaje sobre Adrien Brody con profusión de fotos, queer y yo aguardamos tus impresiones sobre Hollywoodland

Arual dijo...

Bueno bueno qué nochecita de Reyes tan memorable, qué envidias, la mía fue más sosa, donde va a parar, cena con amigos en un bareto de tapas después de la Cabalgata y luego un par de copas en un bar tranquilo, cuatro buenas risas eso sí, no debe faltar, y a medianoche a dormir como Cenicienta, ya ves, y tú bailoteando al ritmo de Fangoria y los Pet Shop Boys, qué descompensados estamos.
Menos mal que la mañana siguiente la aproveché viendo una de Woody que todavía no había visto y que me hizo echarme unas buenas risas otra vez: UN FINAL MADE IN HOLLYWOOD. Y hablando de Hollywood, lo de que te pone el Brody va en serio.... bufff, esa napia, si todavía no sé como logra besar a la Pataky, debe ser un ejercicio de sincronización casi perfecta, en fin no sé, a gustos colores, espero ansiosa tu post sobre HOLLYWOODLAND.
Besotes en el cogote!

Vargtimen dijo...

De Pastora tengo el CD donde estaba "Lola". Me pareció bastante bueno y aquella canción me gustaba en su momento.

A Alaska la vi en persona una vez en un local. De hecho estuvo hablando con el grupo que ibamos ese día, pero una lesbiana exaltada la acaparó y nadie más pudo meter baza.
La verdad es que es bastante taponcillo la mujer, y pecho tiene un rato.

Espero impaciente tus comentario sobre "Hollywoodland". Diane Lane impresiona, sobre todo en una escena en la que tiene un enfrentamiento verbal con Affleck y se lo come al pobre, tan limitado él.

Supongo que te darías cuenta de quien interpreta el papel de la Srta. Lemmon, la novia de George Reeves...Si yo odiaba a esta mujer, ¿cómo me pudo gustar tanto en Hollywoodland?

Cinephilus dijo...

Jajajaja, Sinclair, veo que el mundo blogger (que empequeñecería al mismísimo K. de El proceso) no ha podido contigo. Hasta en eso eres genial :-)

Of course, my dear mari, i'm longing for going west with you :-*

Sí, Mart-ini, mi naturaleza etílica no conoce límites... Nunca subestimes mi yo al otro lado de la botella. Por cierto, intentaré llamarte esta semana. Besos, guapo

Gracias por lo de las fotos, Sisterboy. Sí que son mías... y teniendo en cuenta que las saqué rodeado y pisoteado por no sé cuántos fans (los fans gays somos muy pesados en los conciertos, lo confieso) tiene su mérito :-)

Y sí, arual y Vargtimen, espero poner en breve el post de cine... En cuanto a la presencia de la Vero, ays, no sé qué decir. Le tomé tanta manía en nuestra serie que no soy capaz de verla con objetividad... Además, estaba la Lane... Divina Lane...

inquilino dijo...

Joooo, me pisaste el post ;-)
El 6 no pude con tanta resaca y el 7 anduve en otros menesteres. Está claro que aquí hay que afilar las teclas y desenfundar rápido X-D

PD. Te recuerdo que tu próxima vida hetero ya la tienes comprometida, así que ojito con la Lane ;-)

Fidelio dijo...

... pues macro concierto, macro maconcierto de todas todas ... después de 6 horas de pie las plantas de los susodichos parecían dos tablas de esquí ... bajé en 'slalon' toda fuencarral y, de verdad, me quedé con ganas del momento 'Polana' ... otra vez será ... Encantado de conocer a Inquilino y de estropear la, hasta ahora pétrea, amistad de David y Cinephilus ... ¡¡¡ y todo por unas jarchas holandesas !!! ...

MM dijo...

La música del Polana no tiene nombre....Y la clientela habitual, tampoco.
Pastora al menos hacen música, pero ¿ las Nancys? ¿ Aparte del mamarracho en playback?

dexter dijo...

No hubiera sido Noche de reinas un título más apropiado para este post?

3'14 dijo...

Anoche vi el vídeo clip de Fangoria Criticar por criticar por la MTV y me acordé de ti.

:)

andrés dijo...

que envidia más insana, cómo se lo pasan algunos (waiting for Hollywoodland)

Max dijo...

Hollywoodland? ¿Te vas a California? Si por ahí te caes por NY avísame.

Cinephilus dijo...

Gracias por la invitación a NY, Max... Lástima no haberte visto -ni haberte intuido- cuando aterricé por primera vez allí hace ya casi un año. Tendré que escribir algo al respecto. Supongo

dexter dijo...

Qué foto, qué foto la de Brody, ufff. Qué ganas le tengo a esta peli, especialmente después de un fin de semana corriendo por los pasillos de Versalles tras la díscola María Antonieta y jugando con los soldaditos de plomo de tío Clint.

Tratadelamerla dijo...

"Saber hacer musical"... Es la primera vez que veo a alguien relacionar a Fangoria con la música. A mí jamás se me habría ocurrido.