24.4.07

Tranvía a la Ma-LV-arrosa

Aún no he vuelto -lo confieso- a la realidad. El fin de semana ha sido demasiado intenso -marino, sofisticado, apasionado y frívolo- como para retomar la rutina con tanta rapidez.

Llegada a Valencia en medio de un sol mediterráneamente generoso. En el aeropuerto un joven trajeado nos aguarda para conducirnos a una limusina que nos conducirá hasta el hotel. Al borde de la Malvarrosa. Un hotel lleno de esbeltos regatistas y hasta de algún que otro imprescindible de la música, como Zubi Mehta, que se alberga cerca de nuestra habitación sin que nos demos cuenta. Paseos por la ciudad. Bajo un sol que no nos abandona. Y, sobre todo, vistas al mar. Almuerzos y cenas en sitios sofisticados. Paseos en la arena. De nuevo, la Malvarrosa con sus colores del tranvía novelado de Manuel Vicent. Y el domingo, yate a nuestra disposición como cortesía del anfitrión -un más que espléndido Louis Vuitton- y paseo a ritmo de exquisito catering y Moet Chandon. Ocho personas y treinta y seis botellas; una proeza aritmética, supongo. Entre las copas, la fuerza del viento y del sol justo antes de que -ayer hubo suerte- comenzara la regata. No podía imaginar que fuera tan impresionante verlos de cerca. Las velas izadas, la velocidad, la coreografía de sus quillas sobre el mar. Y el regreso al puerto tumbados en la proa, contigo a mi lado, en una versión náutica del Capote más intrascendente. De ese Capote delicioso que se perdió en Tiffany's y que habría sabido describir con acierto nuestro paseo. Después, en versión dual y masculina de Audrey Hepburn, nueva limusina con chófer atractivo y culto que nos habla de ópera en la carrera hasta el aeropuerto. Azar con acento argentino que sirve de colofón a un fin de semana lleno de detalles poco comunes.

No me hizo falta subir al avión que nos trajo anoche de vuelta para sentir que no rozaba el suelo. Me dijiste que esta vez podía dejarme llevar, que no era malo aparcar mis prejuicios -los tengo, ya lo sabes- y disfrutar de un fin de semana sin más ocupación que la de un hedonismo compartido. Y así lo hice. Porque, también en esta ocasión, tenías razón. Ahora -tras este ejercicio glamourous de carpe diem- tan solo espero a que llegue este sábado para volver a aterrizar. Esta vez en Bruselas y, como siempre, en ti.

12 comentarios:

Mari dijo...

aysh, nada como el hedonismo, pero qué guapo mi cinephilus!!!!

¿Bruselas?
Santa Padre!!!! lo que Bélgica significa para mí, si usted supiera....

besos sendos

Max dijo...

My dear Cinephilus, si se le ve a leguas que el hedonismo le queda regio. Vivir es un compromiso político y vivir bien es un ejemplo testimonial que brilla cual faro guiando existencias dedicadas a cosas tan terribles como el trabajo (no olvidar que es el primer castigo divino—está en la Biblia—y por algo lo será). Me gusta mucho esta onda tan de la existencia misma de tu post. Este asunto de vivir es muy bonito. Gracias por el ejemplo a seguir.
Kisses.

3'14 dijo...

¡¡¡Pero mira que eres pijo!!! ;)

Y yo tengo ahora mismo el aspecto de un alienigena, verde, verde, verde de envidia :))

inquilino dijo...

Divino, as usual ;-)

Arual dijo...

Xdddd Cinephilus pero cuanto glamour, más del que yo pueda imaginar en mi vida, jo me uno a Pi, estoy verde de envidia!!!!!!!111

Mart-ini dijo...

ains!

Queer Enquirer dijo...

Ten cuidado y no confundas el hedonismo con el onanismo, aunque a veces van cogidos de la mano. Ejem. Ya nos dirás que tal tu onanismo por Bruselas, estoooo hedonismo, que me lías leñe.

Arual dijo...

Por cierto se me olvidó decirte lo guapo que sales en esa foto!!!

Cinephilus dijo...

besos náuticos para todos, incluso para el malvado -e igualmente adorable- Queer ;-)

pondré más fotos si mi narcisismo me lo permite :-)

P.S. precioso tu comment, Max, hermoso de veras... gracias

Anónimo dijo...

Eso, eso ¡queremos más fotos!Fotos de ambos¡Menudo chollo de pareja te has echado! Guapo, glamuroso, culto.Claro que tú no le vas a la zaga... Aunque lo mejor es que os queréis, sin duda.

Arual dijo...

Joooooooo es que es todo tan bonito aissssssssss!!!!

SisterBoy dijo...

Desidia aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaal borde del maaaaaaaaar