7.10.07

Todos somos Tamara Falcó

Un fin de semana lleno de motivos para hacerle caso a dexter, abandonar mi rollo melancólico (esto de ser ciclotímico es lo que tiene...) y sonreír con ganas, como si fuera Tamara Falcó vestida de princesita parisina en la portada del ¡Hola! Entre esas razones, la noche loca de este sábado -Absolut sigue siendo un gran compañero para los bailes chuequiles, sobre todo cuando la compañía es tan genial como el grupo Dave+Camino+Raquel de ayer: qué genial reír, bailar y compartir inquietudes con vosotros, chicos- y, sobre todo, los preparativos de mi escapada en pareja a Turín este jueves. Como siempre, todos esos preparativos han sido cuidados y mimados por mi chico, que -en el futuro- debería pensar en abrir una agencia de viajes personalizados. Algo así como la versión carnal y sexy de las guías de viaje Vuitton, que son las que a él le gustan (y a mí, admitámoslo, cada vez más también). En fin, que solo pensar en viajar juntos ya me pone de un humor excelente.

Y, por si fuera poco, hoy también tocó día de buen cine, y hasta de reconciliación con la Portillo, que está espléndida -ahora sí- en esas Siete mesas de billar francés, de Gracia Querejeta. Sigo creyendo que su opera prima, aquel inolvidable Robert Rylands, es todavía su mejor film, pero aquí ha conseguido una historia sincera, emotiva, algo previsible pero, en cualquier caso, bien ponderada. Buenas interpretaciones -estupenda Verdú: nunca me gustó y desde la brillante Y tu mamá también no deja de sorprenderme- y situaciones que, a pesar de algún toque cómico algo forzado, consiguen ser un vehículo adecuado para las reflexiones que se plantea tanto el guión como la dirección de la película. Algún problema de sonido -¿por qué ese punto sigue siendo tan deficiente en el cine español? ¿falta de medios, de pericia, de ganas?- aunque el balance sea más que positivo. Una película digna que merece la pena ver y que deja en el aire pequeñas grandes preguntas (como el desolador ¿Para qué sirve un viejo? que reitera Amparo Baró) de esas que, de vez en cuando, no viene mal repetirse.

Me extendería más, pero tengo que acabar de cenar antes de que empiece el debate de GH, ese gran programa donde el presentador que ahora mete cizaña contra el colectivo de los médicos en La Noria demuestra su gran talante humano y su innegable sentido de la elegancia (¿le eligen los trajes a Jordi González los mismos que escogen los chalecos de la Milá?). A ese respecto, solo una reflexión: además del morbo que conlleva tratar una y otra vez el tema del jugador Antonio Puerta -y del daño que se hace a su familia y a sus allegados: léase al respecto el artículo de Marías hoy en EPS-, ¿es realmente lícito intentar cabrear a todo un país contra un colectivo profesional, en este caso, el de los médicos? ¿Es esta nueva táctica de Telecinco? Imagino que, cuando se les acaben los Hormigas blancas de famosos (al ritmo que van, ya solo les queda empezar con el clan de Leonardo Dantés y similares...), empezarán con el Hormigas blancas de profesiones. Es más, si la Milá insiste en crear alarmismo con su Diario de (ahora nos ha convencido de que vivimos en un mundo de tribus y peleas urbanas que riéte tú del Bronx), lo mismo hasta hacen un Hormigas blancas de razas para, de paso que hacen el servicio social, alentar el cabreo y la xenofobia.

De momento, ese gran comunicador -cada día más tiránico, parcial y partidista- que es Jordi González está desprestigiando a los médicos, pero luego pueden seguir vejando a otros colectivos como los profesores, los policías, los panaderos, los vendedores o los churreros. Es genial que se venda como servicio público un programa que solo aspira a crear mal rollo y a crispar, como si de la versión televisiva de Zaplana y Acebes se tratase. Por lo demás, el debate de esa cutre-noria, solo provoca sonrojo, con opiniones tan desinformadas como las de Terelu Campos (¿sabe de algo en concreto esa mujer? ¿hay algún tipo de vida en su cabeza además de tinte para el pelo?), opiniones tan fuera de lugar como las del anacrónico doctor Cabezas (¿ese no era famoso en la época del destape? ¿no será la versión rediviva de algún personaje de Alfredo Landa?) y opiniones tan imparciales como las del presentador, que calla a quien no le gusta o a quien le toca la moral pensando de manera diferente. Por eso, lógicamente, no pienso perderme el debate de hoy de GH, para ver si se dedica a despotricar contra el sector de los cámaras o a caldear el plató con su tacto y su saber hacer para que los asistentes linchen a algún concursante recién salido de la casa. Con presentadores tan generosos con el mal gusto como él, nunca se sabe...

P.S. Solo un deseo para que mi optimismo de esta semana se vea reforzado: por favor, que alguien despida YA a Espido Freire de la redacción de Público... Vale que el periódico sea cutre. Vale que la maquetación y el diseño sean horrendos. Vale que su sección de cultura sea pobre y superficial. Vale que los titulares parezca que los redacta el becario. Vale que la sección de deportes ocupe medio periódico. Vale que su rollo políticamente correcto resulte cansino, aburrido y mojigato (tronchante el logo de "Aquí no ponemos anuncios que inciten a la prostitución" en la sección de Anuncios por palabras). Vale que den la tabarra para ganarnos al colectivo gay, haciéndonos la pelota con noticias que no son noticia. Hasta vale que sigan hablando de la Prehistoria en su sección de ciencia, dando noticias realmente novedosas que vienen en cualquier libro de 1º de la Eso (y hasta en los míos de 6º de EGB)... Pero si tengo que leer una sola columna más de esa supuesta escritora sobre Teseo y Ariadna o cualquier otra de sus estupideces líricas, prometo presentarme en la dirección del periódico y quemar fotos de la redacción que, visto lo visto, es el modo reivindicativo que más se lleva esta temporada.

12 comentarios:

SisterBoy dijo...

Escalofriante Tamara, parece que tiene cuarenta años. ¡Parece la otra Tamara! (o Ambar o como se llame ahora.)

Deja La noria y centrate en los realites, sobre todo en supermodelos no puedo esperar a que llegue mañana.

Queeny1971/Sopa dijo...

Hay Hay Hay! Pareciera que sos virginiano!!
Olvidate de todo eso que te amarga tanto y pensá qué vas a ahcer en ese trip!!!!!
Ponete las piletas como se diría acá...
Y.. no hace tours personalizados'?? Me apunto.. me apunto!!
Besote!

Arual dijo...

Pero qué suerte, de viajecito romántico a Turín con tu chico, ni que decir que una vez más la envidia me corroe por dentro, jeje, tú sí que sabes aprovechar el tiempo guapetón, en fines me alegro mucho a pesar de que a mí se me avecina una temporada que a mí se me antoja en blanco me temo en cuanto a escapadas de ese tipo, snif, snif!

Anónimo dijo...

Vaya, pues sí, se agradece el resumen cutrelevisivo de la semana. Solo una duda, ¿cómo pudiste ir de copas a la vez que veías la Noria? Luego me llamais a mi Hermione... Por cierto, si se meten a desprestigiar a los médicos, adivina cual es el colectivo que viene detrás. Tres pistas: Son un grupo de funcionarios jetosos que solo trabajan la mitad de horas al día que los demás ( menos mal que no cobran mucho), tienen tres (o son cuatro) meses de vacaciones y en cuanto te descuidas maltratan psicológicamente a tus angelitos.

Por otra parte, Pueblo no lo leo. Se me parece mucho a la prensa gratuita del metro, que respeto, pero que me atonta con tanto titularismo y tan poca profundidad. Porque muchas cosas claras no tengo ( ya lo sabes, Cinephilus) pero, la verdad, de que no soy Tamara Falcó me di cuenta hace tiempo.
Besazos

Sinclair

PS: Repito pregunta, ¿la función del miércoles es a las 19:00?

NaT dijo...

Pues yo hoy me siento mucho más mona que la falcó, donde va a parar!!!
Con mi pelo alborotado, sin maquillar y con un lamparón en la camisa que me he hecho a la hora de comer, que no veas.
Pues en casa compramos el Publico todos los días... todo sea por dar de comer a la familia :P

Espero que disfrutes en Turín, yo me marcho a Córdoba y luego 20 días de vacaciones :)

Un besazo, de esos de cine

coxis dijo...

yo me compré el Hola y me quedé petrificat con sus declaraciones en plan "jooo, es que mi hermana Ana es de listaaa... Fíjate, haciendo dos carreras a la vez"

La adoro, no lo puedo evitar...

Fíjate que no sabíamos si ver las mesas de billar o las promesas del Este y al final venció Viggo sobre Portillo pero espero que la sigan dando este finde para ir (en provincias las pelis españolas vuelan en los cines...)

Bon voyage a Turín

Vargtimen dijo...

· Todos somos Tamara Falcó, sobre todo al volante.
· No nos incites a ver cine español o tendré que vetar tu blog.
· Si viste el debate de GH verías a ese ser llamado Maxim Huerta. Yo no lo veía desde los tiempos del telediario nocturno y me quedé a cuadros.
· Me alegra que en la Noria pongan a parir el sistema sanitario andaluz. Que se sepa que a Puerta lo atendió el pobre R1 de anestesia que había empezado a trabajar hacía 3 meses y que se sepa en qué condiciones se trabaja en Urgencias gracias a la política del SAS de poner a los primerizos a atenderlas para ahorrarse la contratación de médicos adjuntos.
· No he leído Público, pero su spot publicitario con los gays besándose, el mapa de Irak y las camisetas de FUCK BUSH me parece de lo más maniqueo y estúpido que se puede uno encontrar en televisión.

3'14 dijo...

De acuerdo en lo de Jordi Gonzalez, en lugar del moderador parece el amordazador. Y, ¿Dónde queda su imparcialidad? ¡Pero si se posiciona más que la Milá con su cansino antitabaquismo!

(momento, voy a encender un piti)

Pues a mí que "7 mesas..." no me despierta interés... Por el contrario, optamos el viernes en ir a ver "Promesas del este" y tanto prometer bien nos la metieron... No digo que no esté bien rodada, pero he leído por ahí adulaciones que la dejan a la altura de una de las mejores películas del año y bueno, en mi opinión no está mal para pasar el rato (agredecida una de ese desnudo integral), pero el guión, previsible y pésimo no se aguanta por ningún lado: Credibilidad cero, tenían una buena historia qué contar y poder desarrollar con más profundidad y se ha quedado dispersada en la que los personajes no evolucionan lo más mínimo. Buenas interpretaciones, eso sí.

Arual dijo...

Pi por fin encuentro a alguien a quien PROMESAS DEL ESTE le decepcionó, así me quedé yo el domingo tras verla, anonadada, tanto halago y alabo para acabar viendo una peli previsible y con un final de lo más sosaínas, eso sí el Viggo está estupendo, como siempre...

Arual dijo...

Ah! Una cosica me dejo, la ambientación, es muy buena, un Londres oscuro y siniestro logradísimo, las cosas como son.

dexter dijo...

A mí me gusta mas Vigo que Londres

Cinephilus, a mí la que más me gusta de Gracia es HECTOR. Una maravilla.

Anónimo dijo...

La bella Torino!!!!Poder comer agnolotti dal plin al sugo d'arrosto,qué delicia!No os lo perdáis...Los cafés tan hermosos y tan animados, el campari soda en el aperitivo, las pastelerías y el chocolate turinés...Pero también sus monumentos, vestigio de una historia rica y potente, del esplendor barroco y de los Saboya, de la revolución industrial, de la FIAT. No se puede uno perder la antigua fábrica de la Fiat, el Lingotto, reconvertida en centro comercial de lujo, con modernísimos hoteles, restaurantes, la famosa tienda EATALY, el mayor centro de productos gastronómicos de Italia. ¡Cuidado con la compras que en Italia son un peligro!Arrivederci!