22.11.07

Telón

DON LUIS. Para ese empleo te vendría bien la bicicleta que te iba a comprar cuando pasase esto, ¿te acuerdas?
LUIS. Ya lo creo. Yo la quería para el verano, para salir con una chica.
DON LUIS. ¡Ah!, ¿era para eso?
LUIS. No te lo dije, pero sí.
DON LUIS. Sabe Dios cuándo habrá otro verano.
(Siguen paseando.)
TELÓN
Fernando Fernán Gómez
Las bicicletas son para el verano

Era uno de los grandes. Uno de los pocos intelectuales -auténticos en su talento y en su eclecticismo- que nos quedaban. Magnífico actor, gran director y dramaturgo culpable -con permiso del gran Buero Vallejo- de una de las mejores obras del teatro de posguerra, Las bicicletas son para el verano, un texto que marcó un camino teatral por el que aún sigue transitando la escena española. Una reflexión sobre la intrahistoria unamuniana, en la que vida política y vida personal quedan disociadas hasta que la primera aplasta sin piedad a la segunda. "Quería contar cómo sentí que con aquella guerra me habían robado la adolescencia" dijo una vez su autor. Y eso, exactamente eso, es lo que supo contar con una prosa sencilla y unos personajes tan vivos y minúsculos como sus heridas.

Y para los cinéfilos, nos quedan en la memoria obras tan poderosas e insignificantes como El extraño viaje, todo un alarde de cine maldito e inteligente, o su personal -y emocionante- homenaje al mundo del teatro y a los cómicos de la legua, El viaje a ninguna parte.

Como amante de la literatura, del cine y del teatro me gustaría pensar que eso es, precisamente, lo que ha emprendido Fernando Fernán Gómez. Un viaje hacia algún lugar donde pueda seguir otorgando dignidad y categoría artística al instrumento -tan tristemente desperdiciado- de la palabra.

5 comentarios:

SisterBoy dijo...

Lamentablemente "La bicicletas son para el verano" sólo he podido verla en cine y no quedé muy cotento del resultado. Espero verla algún día en el formato para el que fué creada.

De acuerdo en lo de "El extraño viaje" y espero poder estarlo algún día con "El viaje a ningun parte" en cuanto la vea. Y hay muchas, muchas otras más

peter p. dijo...

Era el mejor.

Yo ahora me estaba acordando de películas más recientes suyas como en la ciudad sin límites o su breve - pero magistral - intervención en todo sobre mi madre.

Se nos va el más grande. Pero deja mucho arte y genialidad en cada una de sus obras.

SOPHIE dijo...

Era un grande! y como todos los grandes nos dejan sus mejores obras, sus mejores recuerdos y sus mejores momentos para que nos deleitemos infinitas veces.

Saludos desde Baires.

Sophie

Arual dijo...

Un triste adios sin duda!

Mari dijo...

mi padre me llevó a ver esta peli cuando era una niña. es parte de mí.