13.1.08

Repaso mediático semanal

Grandes eventos los que se me avecinan esta semana: desembarco de nuestro esperado televisor panorámico y fashion (técnica y estética siempre juntas), estreno con mi recién contratado entrenador personal (veremos qué resultados proporciona este nuevo paso en mi nueva identidad deportiva) y, sobre todo, primeras pesquisas para un cada vez más próximo cambio de residencia en la que se mezcla la nostalgia por el lugar que ya ocupamos con las ganas de diseñar el que está -a su modo- llegando ya. A esto, por supuesto, hay que sumarle otros eventos de igual o incluso más calado como el regreso de Los Orozco -que, aunque tarde, ha empezado a interesarme, apúntese entre los argumentos el guapo hijo de la Velasco, el guapo amigo del guapo hijo de la Velasco y hasta la sobreactuación de la Velasco, que tiene su punto divertido cuando repite eso de "Tú eres un Orozco"- y. claro está, el inicio del nuevo cutre-concurso de Cuatro, Fama, al que le dedicamos unas merecidas líneas más abajo, justo en nuestro repaso audiovisual de la semana. Empezamos.

1. Una de mafiosos... American GangsterRidley Scott me provoca, ante todo, curiosidad e inquietud. Curiosidad porque siempre espero ver en sus películas algo que me haga creer que él fue, realmente, quien dirigió Blade Runner y Thelma & Louise. Inquietud porque temo encontrarme con el hombre que dirigió bodrios como El reino de los cielos, una de las películas más sonrojantes que jamás se han rodado sobre la Edad Media.

En esta ocasión, y sin lograr la genialidad de otros títulos del subgénero de mafiosos al que pertenece el filme, sí que consigue -al menos, a mí me lo pareció- una película digna, bien contada, interesante y, sobre todo, inteligente. Algunos subrayados innecesarios -el montaje no perdona ni un solo jeringazo entre los yonquis de Harlem, por ejemplo-, demasiados micrófonos en los encuadres -¿nadie los vio en la sala de montaje?, ¡si hasta yo, que soy un despiste andante, me di cuenta de que estropeaban muchos planos generales!- y algún que otro instante algo sobreactuado que, sin embargo, no logra estropear una narración con ritmo -lento arranque, pero notable crescendo tras su primera media hora- y, sobre todo, con dos actores que, a su modo, llenan sus respectivos personajes.

No me entusiasma Crowe y me excita desde hace años, el antes morboso Denzel (desde que se volvió papá responsable ha perdido mucho). Sin embargo, ambos están francamente bien en sus papeles -especialmente un Crowe que se ganó mi simpatía sin que pudiera evitarlo- y responden a los clichés que deben desempeñar. Alguna que otra escena digna de mención, un continuo -y algo cansino- contraste entre ambas identidades y, en definitiva, una suma de tópicos -¿qué película de gangster no los alberga?- que gracias a la pericia del director no aburre en ningún momento. Seguramente porque el guión se centra más en la corrupción policial y en el tema de la heroína que en los eventos propiamente gangsteriles, resueltos con una sobriedad que funciona bien dentro del conjunto. A su modo, este American Gangster tiene más de French Connection -citada explícitamente en este filme cinéfil y cinéfago- que de El Padrino. Un retrato algo simplista pero, personalmente, me ha convencido más que la pretenciosa y excesiva Promesas del Este. Las comparaciones sobran, claro, pero a mí me gusta mucho hacerlas.

2. Una de ideologías... Mi hermano es hijo único
Interesante. Cuidada. Digna. Pero... ¿redonda? El final, atropellado y abrupto no parece más que un punto y seguido en una narración que se presenta como deudora oficial de su precedente. Y aquí el director, frente al deje televisivo de La mejor juventud, intenta obviar ese mismo rasgo catódico con una voluntad de estilo que no acaba de cuajar a lo largo de este largometraje un tanto simple en su planteamiento -película de tesis a lo Ken Loach y su viento agitando la cebada...- como en su resolución.

En cuanto a su estructura, amén de la dualidad fascismo-comunismo reflejada en los dos hermanos protagonistas- llaman la atención sus forzadas elipsis, que parecen querer aportar complejidad interna a una historia sencilla que precisaría un ritmo propio, en vez de una sucesión sincopada de momentos más o menos curiosos.

Los actores defienden bien sus papeles, aunque se desperdicien sus posibilidades -tanto los hermanos como la chica daban mucho más- y, sobre todo, no se aprovechen todas las opciones del trío que sustenta la narración. Blanca en su concepto y en su ejecución, la película cae en lo naive en más de una ocasión. Una ingenuidad que me recuerda en exceso a nuestro Cuéntame y sucedáneos. Si se puede ver en dvd y en casita, mucho mejor. La gran pantalla no aporta gran cosa en este filme, una suerte de This is England italiano.

3. Una de pluma... Fama
Y aquí vamos, ahora sí, con el programa revelación de este invierno. Y es que Cuatro, en su afán por hacer televisión de calidad, no deja de sorprendernos con experimentos que calidad, lo que se dice calidad, no tienen ninguna, pero que, a cambio, nos permiten unas horas de jolgorio y cachondeo más que saludables.

Así que, agotado el formato de las Supermodeloshasta la próxima edición (por favor, que alguien le diga a la ganadora que deje de hacerse moño y se tape un poco más las orejas cuando haga un anuncio o una campaña publicitaria), han decidido montar una escuela de danza en la que, aunque parezca mentira, los concursantes lloran aún más que las modelos adolescentes. Tal vez lloren porque no son capaces de reconocer a su presentadora, una Paula Vázquez que ha conseguido, por fin, que la cirugía borre cualquier rasgo que nos permite saber con certeza que es ella. Es más, si se presentase como Petra Domínguez, también nos lo creeríamos. Y una sugerencia más, que la vista alguien que no sea daltónico o que, por lo menos, sepa que la moda de los ochenta murió, como tal, en los ochenta...

Los concursantes de este educativo espacio, salvo excepciones, no tienen desperdicio. Entre ellos, el nivel de pluma es brutal y suponemos que el lobby gay estará de lo más contento ante el nuevo reality semi-especializado de la cadena políticamente más correcta. Algún gay hay también que, afortunadamente, no cumple con el estereotipo y demuestra que se puede ser bailarín, homosexual y hasta masculino (sí, gays normales y corrientes, de esos que parece que formamos parte de una especie en vías de extinción), frente a criaturas como un tal Javier que esperamos sea expulsado mañana mismo por cursi, por ñoño, por engolado, por horterilla y por sus pésimos peinados, capaces de horrorizar a cualquiera con un mínimo sentido del gusto. Ah, y por último, incluso se les ha colado algún concursante masculino hetero, como un chiquito gaditano llamado Miguel que es, hasta la fecha, uno de los pocos sensatos -además de guapos- del concurso. Al pobre Miguel le han endosado una pareja de baile que se niega a que la toque "por si la ve su novio". Evidentemente, la chica debía pensar que estaba haciendo un casting para presentarse como estatua viviente en Identity, porque si no, no entendemos semejante melindre y/o estupidez.

Estéticamente, el concurso nos ofrece todo el repertorio posible de piercings, tatuajes y otros adornos corporales de mayor o menor tribalidad que se puede encontrar hoy en día. La ropa es una mezcla de los shows de Eva Nasarre en los 80 y el Krueger de Elm Street. Y el maquillaje y la peluquería me hacen echar de menos a los estilistas de OT que, al menos, afeaban con originalidad.

De momento, y mientras el nivel se mantenga como está (es decir, por los suelos), seguiremos viendo los progresos de este maravilloso programa e informando puntualmente del mismo. Menos mal que Cuatro sí que nos ofrece televisión inteligente. Menos mal...

P.S.1. ¿¿¿Dónde hay que firmar para que se destruya para siempre -sin dejar NI RASTRO- la letra de ese supuesto "himno" (ejem) de España que Plácido Domingo amenaza con grabar??? ¿¿¿Qué hay que hacer para que no quede ni rastro de esa gilipollez de letra??? ¿¿¿¡¡¡¡A nadie más le da vergüenza ajena???!!!!

P.S.2. ¿Cómo es posible poner en escena un engendro como Las bizarrías de Belisa del teatro Pavón? ¿Por qué hay que simplificar a los clásicos y puerilizarlos, como si el público fuese idiota? ¿Hay que convertirlo todo en teatro para niños por miedo a que no se entienda el texto o es que los directores de ciertas compañías son quienes realmente no saben ni entender ni desentrañar ni montar los textos clásicos que trivializan? ¿Se puede conseguir una puesta en escena más torpe, menos ágil, menos interesante, más anodina? ¿Es necesario que dos soldados finjan un deseo gay en escena para que el montaje resulte actual? ¿Hay que plantear un infantil juego con las acotaciones para provocar un humor que nacería del texto si el texto se pusiese en escena con un mínimo de ingenio? ¿Se debe emplear la música de forma machacona durante toooooda la función para subrayar y marcar como si de un spot de hora y media se tratase? ¿Alguien le ha dicho a Caprile que olvide el vestuario teatral por una temporada después de observar sus creaciones para este montaje? ¿Eduardo Vasco tiene algún talento oculto como director que justifique su destrozo sistemático de textos clásicos? ¿Por qué teatralmente, culturalmente, literariamente estamos en un momento tan mediocre y ramplón? De momento, prefiero reírme con los engreídos profesores de Fama o las sobreactuaciones de la Velasco, es mejor esa trivialidad autoconsciente que la mediocridad no asumida que, para colmo, se nos quiere vender como cultura. La cultura -y el teatro- no tiene nada que ver con eso...

15 comentarios:

Queer Enquirer dijo...

"Fama" promete traernos los momentos gays de la televisión de esta temporada.
A mi también me da morbo Denzel... pero más el Marco da Silva xd

SisterBoy dijo...

No he visto ni veré American Gangster sobre todo si como dices tú es algo tan correcto y normalito. Aunque a veces te lleves una sorpresa tan agradable como la de Training Day yo prefiero dejar los thrillers para un viernes noche en casa.

La de Mi hermano es hijo único me hizo mucha gracia sobre todo porque los chicos lo hacían muy bien y era facil cogerles cariño sobre todo a esa pedazo de italiana a la que no pienso perder la pista. Creo que el fallo es querer abarcar demaiado en tan poco tiempo y ese final es desde luego lo más flojo.

De Fama he visto de momento los castings que suelen ser lo mejor ya veré si veo el resto aunque como siempre no dejo de observar como siempre de que lo que se trata es de que la gente llore a rabiar aunque haya que echarles amoniaco en los ojos. Y también que ningúno de estos programas puede sobrevivir sin su patito feo del que reirse. Lo malo es que ninguno se transforam en cisne.

Peter P. dijo...

Cambio de residencia? Hmmm de eso me tiene usted que informar Mr. Cinephilus ;-)

Yo también vi los castings de Fama... pero creo que ahí me voy a quedar por culpa del horario. De momento creo que solo lo han puesto a mediodía. ¿Esta semana harán algún especial de noche? Si lo ponen de noche me engancharé seguro jeje.

Y bueno, lo del himno no es más que una tontería más para distraer la atención de la gente ahora que vienen las elecciones. A mí que le pongan letra rancia o la dejen con el emotivo chún tachún de siempre no me quita el sueño... que Plácido Domingo vuelva a sucumbir cantando un himno sí es algo preocupante XD (para los no futboleros os recuerdo que hizo una versión "indescriptible" del himno del Madrid...)

Un abrazo grande

Queer Enquirer dijo...

Por cierto, ahora que tienes un "personal trainer"... ¿no has pensado en que podríamos hacer un reality contigo? Por supuesto, lo emitiría Cuatro.

Cinephilus dijo...

Gran idea lo del reality, queer. Si Cuatro se anima, te aviso ;-) Es más, a ver si tú y yo nos ponemos a idear algún reality malsano y glamouroso. Seguro que triunfábamos...

Totalmente de acuerdo contigo, Sisterboy. El trío protagonista es lo mejor de la peli italiana y la chica, la verdad, toda una belleza. La de Mr. Scott, pese a todo, te la aconsejo. Al menos, descárgatela... De verdad, merece la pena darle una oportunidad...

Ya te pondré al día, Peter. Y sí, totalmente de acuerdo, lo del himno es una gilipollez. A mí lo que me cabrea es el hecho de que literariamente sea una cagada. La verdad, que alguien cante eso en público me provoca vergüenza, brother... Bueno, ya sabes tú de mi amor a los himnos, juas ;-P Besotes!

Arual dijo...

De la letra del himno paso palabra, vale?
AMERICAN GANGSTER la veré si no pasa nada el próximo fin de semana y te comento. Éste lo dediqué a otra de tus recomendaciones DESEO, PELIGRO, y la verdad es que di en el clavo, me gustó (comentario más detallado en mi blog).
Respecto a FAMA, bueno, bueno, estoy indignadísima con Cuatro por no poner una gala semanal en prime time al menos, el programa lo emiten cada tarde a las tres y media pero a esas horas no puedo verlo, tengo esa malsana costumbre de andar trabajando así que tengo que conformarme con el resumen semanal del domingo que ayer por supuesto me tragué entero y que me divirtió de lo lindo.
Coincido en que Javierito es un horror, parece una gallinita clueca (con unos peinados más que con otros) y espero que lo echen esta semana antes de que verlo en pantalla me produzca una embolia cerebral. También espero y deseo que alguien sensato nomine y eche ipso facto a Marquitos, el friki de turno, que no pega ni pinta nada en el programa y que además llora más que ningún otro, hombre ya que se les va a ir el presupuesto de estilismo en cleanex y luego pasa lo que pasa (vease el conjuntito que lucieron él y Lorena en la performance del último día, tú lo has descrito perfectamente, FAMA + PESADILLA EN ELM STREET, un horror vamos).
Después tenemos a la recatada, de la que no recuerdo su nombre pero que vamos poco futuro tiene en esto de la danza si sus compañeros de baile no pueden tocarle ni un pelo no vaya a ser que su novio tenga celos, xddd, nada fuera, ni que baile ni que no baile, fuera ya, no queremos tampoco mojigatas!
Por lo demás los profesores de la escuela también dan mucho juego, sobre todo el Rafa melenas el terror de las nenas porque soba a todo Cristo, sin distinción de raza, sexo ni color, qué despiporre!!
Y Marbellys la Diosa de las Curvas que es que la veo y me mareo, si parece una carretera de Madeira, ni una recta, xddd!!!
En fin que me alegro mucho de que Cuatro siga programando contenidos "inteligentes" como éstos aunque eso sí, pido horarios más decentes...
Un beso guapo!

Dave dijo...

Hola guapo,
como siempre nada que objetar, lo peor es que no han echado a la reinona canaria sino al pobre Paco, supongo que su guapo novio valenciano le consolaráaaaaaa.
Bueno que yo soy el fósforo número uno de Miguel y esta semana tiene que estar sin camiseta (para terminar de torturar a Esther), uy que calores me entran.
Claro que despues de ver al feo novio de Esther normal que se ponga nerviosita con la tableta de chocolate de Miguel, no es la única....

besos ahumados y à bientôt

david

Anónimo dijo...

viendo programas como fama no se hace mas que fomentar esa ignorancia e incultura de la que tanto nos quejamos. si se quiere que dejen de producir y emitir programas de catetos, lo que deberiamos hacer es ignorarlos porque viendolos solo se consigue aumentar su audiencia y que los productores se crean (y no sin razon) que es un exito. si de verdad te quieres reir a las 15:30, yo te recomendaria que vieses la sexta

Cinephilus dijo...

la sexta a las 15.30 suelo grabarla, porque me gusta dedicarle un poquito más de atención y me sigue pareciendo un programa inteligente (a pesar de la sobreexplotación a la que están sometiendo este formato); entretanto, y mientras como, prefiero la tontería de Fama, que puedo seguir con total discontinuidad (como hoy, que ni siquiera lo vi) y sin la mayor atención, gracias a la sencillez de un programa que, contemplado con distancia e inteligencia, es francamente divertido; en este caso, digamos que prefiero comentarlo después con mis amigos -con los inteligentes, claro, como Dave o, vía blog, Arual- y ejercer de ángel martín con ellos sin necesidad de que sea este último quien haga los chistes en nuestro nombre. valga como ejemplo el ingenioso comentario de arual: has estado sembrada :-)

insisto, el problema de la ignorancia no reside en estos formatos inocuos -si se ven con la distancia adecuada- sino en los formatos supuestamente serios y cuya vacuidad realmente revela ese lado cateto o simplista al que se refiere, querido anónimo

Vargtimen dijo...

No sigo Herederos pero viendo los spots publicitarios que ponen al acabar la serie (adherentes para dentaduras postizas y remedios para las pérdidas de orina que anuncia la propia Concha Velasco) me hago una ligera idea del tipo de público al que va dirigida.

"American Gangster" ni fu ni fa. A mí es que el Russell y el Denzel no me entran.

La locaza teñida de Fama ha bailado hoy como los angeles (es un decir) una coreografía propia sobre una canción de Mika. Sorprendetemente no lo han expulsado a él, sino a un tal Paco, un tipo con pinta de gorrilla que si se descuidan les aparca el coche a los miembros del jurado.
Por lo demás, yo soy pro-Marcos, que como ya dije en mi blog, es lo más innovador que le ha ocurrido al mundo de la danza desde Nureyev.

inquilino dijo...

¿Himno de España? Hombre, el de siempre: "Franco, Franco, que tiene el culo blanco / porque su mujer lo lava con Ariel / doña Sofía lo lava con lejía..." (que algún amable bloguero me acabe la estrofa, porfa, que llevo ya quince días enganchada ahí y les advierto que si nadie me resuelve la duda acabaré por completarla yo con una de mis rimas. El que avisa no es traidor)

Queer Enquirer dijo...

¿Y el Rey Borbón se lava con Colón?

3'14 dijo...

¿Me lo parece a mí o este concurso Fama está repleto de poligoneros... Soy una elitista (de mierda)... tal vez por eso me haya defraudado tanto Cuatro. Prometía un tipo de televisión de la que no hay resquicio por ninguna parte, aunque el negocio es el negocio y hay que ofrecer lo que más venda. Supongo. Yo enciendo la TV muy poco y no tengo reparo en ver lo que den si lo que pretendo es distraerme un rato, y de lo de para no pensar, en absoluto!!! Si uno mantiene la mente ejercitada, da para pensar, y mucho!!!

Besos!

inquilino dijo...

¡¡Ays, queer, muchísimas gracias!! En mi casa te lo agradecerán muchísimo porque llevó dando la matraca con los tres versitos días :-)

¿Ves para lo que sirven las palabras de verificación, Ci? Para que no te metan spam extraño en los comments. Por un momento pensé que eran nuestros amiguitos troll, que se habían abierto otro pseudónimo, pero parece que este es spam de verdad :-/

coxis dijo...

me apunto American Gangster para verla porque había dejado un poquito por imposible a Ridley Scott...

la italiana no llega a estas provincias

Una petición del oyente, ¿me recomiendas alguna obra de teatro que se esté representando en Madrid?

yo tampoco reconozco a Paula Vázquez... Fama me divierte bastante, y desde luego los estilismos son Eva Nasarre + The Kids from Elm Street (en lugar de The Kids from Fame)