5.2.08

Martes de Carnaval

Hoy el día ha sido especialmente emotivo. Por la mañana, interacción carnavalesca con los alumnos, en una jornada en la que la clave ha sido la empatía y la conexión entre unos y otros. Además, me he dado el gustazo de leer con ellos textos gamberros del XVI, como el Gargantúa de Rabelais (una de mis lecturas del Siglo de Oro predilectas), o hasta de poner en escena una de las églogas de carnaval de Juan del Encina, con su visión adolescente y, por ello, hilarante...
Por la tarde, vuelta al teatro (muy bien acompañado y arropado por Klingsor y Ainhoa... ¡qué gusto veros, chicos!) para ver el montaje de Tres formas de lenguaje, que me emociona cada vez más por la sensibilidad de la directora (Aitana Galán, quien ha captado el alma de cada palabra de ese texto) y por la pasión del trío de actores, que son simplemente estupendos. El día, la verdad, emocionante y hermoso. Uno de esos que, de vez en cuando, me ayudan a mandar a la mierda mi inseguridad. Y eso, para qué negarlo, esos arrebatos -a los que somos tan poco proclives los dramaturgos- nunca está de más, sobre todo ahora que se me acumulan los estrenos y reestrenos (ilusionantes, mucho) con Melibea y Zapping mileurista...

Ahora, el testimonio gráfico de mi disfraz carnavalesco entre los muros de mi instituo. Espero que la identidad emulada (identidad genérica y, obviamente, cinephila) se adivine con facilidad...

Con mis compañeros de trabajo...

Con mis alumnos de 1º de Bachillerato. El chico de los tirantes,
por cierto, afirmaba que se había disfrazado... ¡de mí! ;-)

Con mis alumnas de 4º de la ESO, guerreras ellas... y encantadoras.
Es una suerte tenerlas en mi grupo, la verdad.

7 comentarios:

Sisterboy dijo...

Y tú ibas vestido de Richard Widmark en El beso de la muerte i suppose. Hombre si me lo hubieras dicho te hubiera hecho llegar unas pistolas de mentira con las que hubieras dado el pego.

P.D. Al del Real Madrid me lo suspendes pero ya

Anónimo dijo...

jajajaaa! No me habías contado que hubo disfraces por la mañana... Veo perfectamente a Elliot Ness rodeado de sus intocables ;-)


Un abrazo, Cinephilus!


Klingsor

inquilino dijo...

JUAS!! Lo mejor del post, sin duda, ese alumno tuyo que tan brillantemente ha sabido captar tu esencia. Jajajajaja!!! Es genial!! La próxima vez que te vea quiero que vengas disfrazado de alumno disfrazado de ti. A cambio, yo me disfrazaré de mí misma, que es muy glamouroso y está muy in :-P

Mimitos inquilineros

Anónimo dijo...

¡El más guapo, sin duda!

Arual dijo...

Vaya supermartes el tuyo!

Anónimo dijo...

¡¡Qué genial!! Estás muy guapo, y por cierto, que tu alumno te ha clavado, de chaqueta para abajo vais igual!!!! Da miedo pensar que ante ellos nos retratamos como ellos también se retratan.
Me encantó nuestra charla ayer en un día tan bonito y merecido para ti. Un besazo

Sinclair

Anónimo dijo...

Sin duda, me hubiese gustado tenerte de profesor. Gargantúa de Rabelais me ha llegado a las enaguas. Ya me contarás que efecto produce en tus pupilos Tristam Shandy.
Encantada de pasarme por aquí. Un placer.

Marina Khalo