13.6.08

+1

Cuesta saberte lejos. Sobre todo en días como hoy, brother, días en los que me gustaría ver esa cara tuya de emoción al abrir los regalos, al ilusionarte con cada pequeño detalle y transmitir esa ilusión que en pocas personas más he visto. Me alegra saber que hoy estás bien arropado, que tienes junto a ti a alguien que te quiere incondicionalmente y que sabe darte la dosis de juego y de sorpresa que precisas, esas dosis de fantasía que forman parte de ti, de tu (maravillosa) forma de ser. Y aún así, o quizá por eso, te echo tanto de menos. Porque me gustaría tenerte -teneros- cerca, porque este fin de semana no dejaré de pensar que podríamos estar sacando brillo a las pistas de baile -Barcelona o Madrid: da igual dónde, da igual la música- y riéndonos con esa complicidad nuestra que solo tú y yo conocemos. Esa complicidad que, hoy como tú, se hace un año mayor, un año más sólida, un año más madura.

Cuesta no reclinarse en ti en cada bache. No tener tu presencia en los ensayos -qué raro, qué duro, el teatro sin ti-, en las comidas de sábado en casa, en las salidas festivas de fin de semana, en conciertos como el de hoy de Bosé -más de un tema se me ha ido pensando en ti, en tu cumple...-, en los debates cinéfilos o en las discusiones y parodias televisivas. Cuesta, sí, pero también enorgullece ver tu crecimiento personal y profesional, tu lucha incansable, tu espíritu lleno de fuerza y de vitalismo. Y entonces es cuando la nostalgia queda abatida por las ganas de compartir -celebrar- contigo cada nuevo paso, cada nuevo trayecto.

Cuesta, brother, cuesta celebrar este 13 de junio en un Madrid sin ti. Pero a la vez es hermoso sentir con tanta intensidad este lazo que nos une y que, sin duda, es uno de los mayores y más necesarios referentes de mi vida.

Un año más, brother. Un año más que, digan lo que digan los mapas (sé por experiencia que las distancias geográficas siempre mienten cuando el sentimiento se impone), celebraremos juntos. Un año más en el que sigo siendo yo porque puedo definirme -verme- en ti.

Te quiero.

4 comentarios:

P. Parker dijo...

Estas líneas han sido un auténtico regalazo.

Yo también te quiero... muchísimo ;-)

Anónimo dijo...

Y yo también, brother in law.A ti y a esa persona estupenda que te cuida y cuyo nombre empieza por....N. Más felicidades.

Anónimo (pero menos)

lydi dijo...

Me cuelo, de puntillas, para unirme a la felicitación. Deseando veros again :-)

Arual dijo...

Felicidades a tu hermano, por su cumple y también por ese regalazo en forma de post que le has hecho, y por la suerte que tiene por la gente que le quiere tanto como tú, felicidades!!