19.10.08

Son mis amigos

Son mis amigos, en la calle pasábamos las horas...
Son mis amigos, por encima de todas las cosas.
Amaral



Tantas noches juntos. Tantos días de resaca. Tantas risas y tantas coreografías imposibles con canciones infames. Tantas confidencias. Tantas lágrimas en momentos difíciles. Tanto apoyo siempre que lo buscamos. Tanta complicidad. Tanta belleza... Todos nosotros sabíamos que ayer sería un día especial, que nos emocionaríamos, que sería inevitable sentir una felicidad intensa, rotunda, contagiosa. Pero ni siquiera así pudimos imaginar el extraordinario sábado que nos aguardaba. Ni el recuerdo de un día imborrable ya para todos (hubo hasta cierto apuesto galán que bailó a mi lado por primera vez desde que nos conocemos...). Una fecha llena de luz para quienes, Paloma y José Carlos, os queremos con locura armandeña. Y así transcurrió el día, rememoranndo tiempos bagusianos, queenéfilos y polanizados. Sintiendo que la amistad sigue creciendo y se hace más fuerte con los años, con sus trampas, sorteando el azar y sacando partido de él incluso a sus espaldas. Y así, en un abrazo inmenso -qué magnífico grupo formamos todos los que allí estuvimos- bailamos a voz en grito la canción de Amaral que hoy cierra este post. Confieso que no pude evitar emocionarme y, en plan cómico, hasta se cayó una de mis lentillas por culpa de las lágrimas. Daba igual: ya iba ciego, y no solo de vino y de vodka, sino de amistad. Y de felicidad.

Gracias por regalarnos un día inolvidable. Y feliz viaje al muy cinéfilo Nueva York... ;-)


4 comentarios:

diva dijo...

Gracias a vosotros, dire. Nosotros disfrutamos muchísimo, fue un día inolvidable, único, que nos hizo recordar tantos buenos momentos... Nos sentimos arropados, queridos y felices. Y por cierto, salimos todos estupendos en las fotos, aunque al natural ganamos mucho más, donde va a parar.
Un besazo de tu diva que te quiere un montón y gracias por el texto, fue precioso y muy emotivo (a todo el mundo le encantó).

SisterBoy dijo...

¡Eres el más alto!

Anónimo dijo...

Fue un día mágico.

Qué bonito reencontrarnos para un acontecimiento tan feliz.

Un besazo a todos desde Bcn

P. Parker

Cinephilus dijo...

Sí fue un día mágico, sí... Gracias, diva.

Y me temo que no soy el más alto, jeje, Sisterboy. Juan me gana por un milímetro como mucho ;-) pero me gana

Besotes