22.2.09

It's written

Conducir por primera vez mi nuevo Mini contigo al lado. Saberme seguro a pesar de que aún me impresione la carretera. La velocidad. El recorrido. Y moverme -movernos- en dirección a una comida familiar. O al cine. O a una exposición -brutal e imprescindible- de Bacon. Pasear por el Prado. O probar un japonés al que regresaremos. Respirando el aire que se cuela en las ventanillas de este Mini modelo Brithish Green en el que me sonrío pensando que quién me lo iba a decir a mí. A mí que siempre renegué de los coches. De conducir. A mí que sigue sin gustarme demasiado pero que al menos, a tu lado, hasta me suelto y disfruto del momento. Del instante. Y luego paseo a los Verdi. E inmersión en una película que no te atraía y que al final te encanta. La música del número final. La estación. It's written, dice su guión. No, en realidad, nada está escrito. La vida no está escrita. Se va escribiendo. Y nuestra novela -o nuestro libreto operístico, como prefieras- está siendo una obra de lo más emocionante. Y de lo más hermosa.
Regresa pronto. Yo, por si acaso, le diré al relojero de Benjamin Button que invente un reloj que, en vez de ir hacia atrás, acorte las semanas y extienda los días de acuerdo con el capricho del usuario... para que los viernes se precipiten. Y se multipliquen...

5 comentarios:

Anónimo dijo...

" O a una exposición -brutal e imprescindible- de Bacon."
Completamente de acuerdo.

SisterBoy dijo...

Los académicos están de acuerdo contigo

Anónimo dijo...

Los académicos dirán lo que quieran, pero la peli debería haberse distribuido en dvd directamente que habría sido su destino más justo :-)

Cinephilus dijo...

Hmmm... Siento disentir. Personalmente, y partiendo de la base de que es un cuento dickensiano con happy end obligatorio, me gustó muuuuucho Slumdog Millionaire. Y tiene mérito, porque estaba empeñado en que no me gustase... Sin embargo, tuve que rendirme ante Danny Boyle y reconocerle su mérito. A él y a su reparto (qué niños... impresionantes). Lo cierto es que me ha alegrado mucho su Oscar

Alba dijo...

Con las cosas estas que tiene blogger he llegado hasta aquí. ¡qué casualidad!
Las cosas se ven de manera diferente cuando tienes a la persona adecuada a tu lado...
Por cierto. Me apunto al reloj. Pero a gusto del usuario ¿Eh? cuando estoy de examenes quisiera que las horas duraran al menos un poquito más el doble.
Un saludo!