15.8.10

I love you, Phillip Morris

Ni un bodrio ni una película memorable. En realidad, no es más que una comedia ágil -divertida a ratos, previsible casi siempre- que se deja ver con facilidad y que, de no ser por la historia (gay) de amor, habría pasado absolutamente desapercibida. El argumento, que recuerda mucho a la fórmula de Atrápame si puedes, se sustenta en la interpretación de Jim Carrey, quien se esfuerza por controlar su histrionismo (y lo logra, aunque su trabajo no sea tan estupendo como nos quieren hacer creer), y -sobre todo- en la presencia de Ewan Mc Gregor, que sí consigue hacernos creer todo cuanto dice y mira (¡esos ojos!) su personaje. Es una pena que la película no aporte gran cosa en cuanto a la relación entre ambos -se echan de menos muchos más minutos de Mc Gregor en pantalla- y desentonan unos cuantos chistes de brocha gorda muy al estilo de esa nueva comedia made in USA que, honestamente, me aburre mortalmente (Resacón en las Vegas y similares).

Lo que no entiendo -lo confieso- es por qué no se ha estrenado este film en Estados Unidos, pues no encuentro nada en toda la película que me permita explicármelo. Nada de sexo explícito -es una cinta de lo más recatada.. una pena- y nada de transgresión real, tan solo una comedieta simplona que nos hace caer en la cuenta -una vez más- del ínfimo nivel de los nuevos guionistas hollywoodienses, a años luz del humor de sus predecesores. ¿Qué les ha disgustado tanto a las puritanas mentes yanquis? En el fondo, no sé si ese no estreno en EE UU se deberá, en realidad, a problemas de distribución y si los productores habrán aprovechado esa excusa para convertir la película en un falso título de culto. Sea como sea, nada hay en ella que merezca ni la adhesión absoluta ni la reprobación total. Alguna cita divertida ('Being gay is so expensive!') y la confirmación de que Jim Carrey puede ser insufrible incluso cuando intenta no ser él mismo: su autoconsciencia acaba haciéndolo igualmente intragable.

Un título para pasar el rato que no deja poso alguno en el espectador. A su modo, una ocasión perdida de hacer algo mucho más trepidante y morboso. Otra vez será.

2 comentarios:

SisterBoy dijo...

De acuerdo más o menos en todo como explicaré proximamente en mi casa.

SPOILERS







El problema no es que haya escenas de sexo gay (simulado claro está) sino de que esas escenas estan interpretadas por Jim Carrey, "su" Jim Carrey, el tipo que hizo reir a toda America en los noventa. Puede que le perdonen veleidades intelectuales como Olvidate de mí pero ¿ver al bueno de Jim sodomizando a un tipo con bigote? eso puede que sea deamasiado.

Cinephilus dijo...

Sister, me parece que tu explicación sobre la censura de esta peli en USA es de lo más sensata y acertada. Seguramente, sea la única razón que justifique su no estreno hasta la fecha... Me paso en breve por tu casa para leer tu opinión al respecto. Abrazos