1.12.10

Easy A

Una comedia que solo dura una semana en nuestras pantallas es sospechosa, automáticamente, de ser una comedia inteligente. Eso es lo que ha sucedido con Easy A, traducida -en un alarde de originalidad sin igual- como Rumores y mentiras. Se trata de una pequeña joya perteneciente al subgénero del cine de instituto, uno de mis pecados cinematográficos (in)confesables.

Easy A habría hecho las delicias de John Hughes -al que se le rinde un hermoso y sentido homenaje- y mezcla, sin complejos, todo tipo de referencias literarias y cinéfilas, desde Sylvia Plath a Mark Twain -impagable su gag final sobre Huckleberry Finn- pasando por Nathaniel Hawthorne, cuya Letra escarlata sirve como base argumental para este curiosa puesta al día de su particular clásico.

Los gags -en su mayoría- funcionan, el reparto es impecable en su elección -desde el sosainas de Penn Badgley, cuya falta de carisma y hermosos pectorales le convierte en el hombre objeto ideal de la farsa- a la (aquí) estupenda Emma Stone, que se nos presenta como un personaje ingenioso sin llegar a ser tan repelente como la insoportable Juno.

Claro que hay momentos simplones, personajes poco interesantes y caricaturas evidentes (como los padres, demasiado enrollados en todo momento), pero -en cualquier caso- la película se puede disfrutar si se ve sin complejos, con ganas y con un espíritu entre teen y treintañero, como una vuelta de tuerca más al mundo de Gossip girl, de Glee (en su primera temporada, antes de convertirse en el horror cursi y ñoño que hoy es) o de Mean girls, sin más pretensiones que las de divertir con un humor que no caiga en lo tosco ni en el archivisto resacónendondesea de las últimas comedias americanas.

P.S. Para otro día dejamos, por cierto, el comentario sobre Tamara Drew, otra comedia recomendable conde Frears recupera su buen pulso narrativo.

2 comentarios:

Arual dijo...

Aisss todo lo que me pierdo por no poder ir al cine!!!

SisterBoy dijo...

Pues las comedias de instituto también son mi debilidada aunque en mi caso confieso igualmente que me da algo de reparo ir a verlas al cine (ya lo paso bastante mal cuando me toca ir a ver alguna de dibujos animados).

De manera que siempre procuro esperar para verlas en tv o para "comprarlas". Tal cosa me paso con películas como "Superbad".

Por cierto hablando del tema echale un vistazo si puedes a este docu drama

http://www.imdb.com/title/tt0486259/